Una vez que superemos las preguntas de cómo debería y no debería llamarse, es posible que se pueda apreciar a este crossover familiar que puede vencer a más de un superdeportivo. Con una potencia de 465 CV y unos nada despreciables 830 Nm de par motor, el Ford Mustang Mach-E GT alcanzará los 100 km/h en menos de cuatro segundos. Ciertamente, no son cifras que queden muy atrás de los del Mustang GT coupé, con su motor V8 sediento de gasolina.

La gran diferencia entre un potro salvaje y otro radica en la forma que extraen su energía: uno utiliza un combustible fósil, y el otro electricidad. Sí, con el primero podrás repostar en unos segundos como quien dice, pero con el segundo no te arruinarás en el proceso. La forma del óvalo azul dice que su nuevo SUV eléctrico de altas prestaciones consigue una autonomía de 500 kilómetros. Cuando se carga en una punto de carga rápida de 150 kW, se pueden agregar unos 120 km de autonomía dentro de los 10 minutos posteriores a la carga.

Sin embargo, la potencia no es nada sin control. Con ese fin, el Mach-E GT cuenta con suspensión adaptativa MagneRide para brindar un buen rendimiento en el paso por curva. El interior es calcado al de cualquier otro modelo de la gama, es decir, dominado por la pantalla táctil Full HD de 15,5 pulgadas con la interfaz de usuario SYNC Ford de cuarta generación. Los asientos Ford Performance vienen en el acabado GT de serie para ayudarte a mantenerte en tu lugar cuando despliegas todo esa fuerza silenciosa. Porque el Mach-E es muy, muy rápido.

Como mencionábamos al comienzo del artículo, bajo su carrocería hay un motor eléctrico en cada uno de los ejes, proporcionando así una suerte de tracción total que sea capaz de gestionar los 465 CV y 830 Nm que puede generar. Con esos números, y a pesar de que coquetea con las dos toneladas de masa, puede acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 3,7 segundos, y continuar con ese ritmo hasta llegar a una velocidad máxima limitada electrónicamente a 200 km/h. Sobre el papel, es más rápido que un Mercedes-Benz EQC y un BMW iX3.

Pero sin un motor rugiente, ¿qué denota al GT como tal desde el fuera? Un estilo de carrocería más agresivo, llantas de aleación específicas de 20 pulgadas y pinzas de freno rojas deberían ser lo suficientemente sugerentes como para no confundirlo con las vertientes sin tanto que ofrecer. Los Mach-E GT también se pueden tener en varios colores llamativos, incluidos el Grabber Blue o el Cyber ​​Orange de las fotografías. Aún no se sabe si puede tomar prestado el exclusivo Mean Green del Puma ST, pero preguntar no está de más.

El Ford Mustang Mach-E GT se unirá a un de autonomía extendida, la cual consigue recorrer 540 km certificados entre recargas, y consigue hacer el sprint de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos. Por supuesto, sin la necesidad de un rendimiento ultra elevado, también se ofrece una variante con 600 km (estimados) y tracción a las dos ruedas posteriores. Su puesta en escena en terreno europeo está prevista para finales de 2021, pero a un precio de partida que aún desconocemos. Ojalá llegasen a lanzar una vertiente, aunque más suavizada, del Mach-E 1400.

Fuente: Ford

Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta