Tomando el concepto de movilidad integrada y sostenible de la marca de los cuatro aros, ya está disponible en nuestro país la gama Audi g-tron. Está compuesta por tres modelos:

  • Audi A3 30 g-tron
  • Audi A4 Avant 40 g-tron
  • Audi A5 Sportback 40 g-tron

Gracias a su condición como vehículos bi-fuel, todos los modelos cuentan con el distintivo ECO que otorga la DGT. Tanto el Audi A4 Avant 40 g-tron como el A5 Sportback 40 g-tron tienen cerca de 400 km de autonomía funcionando con gas según el nuevo ciclo WLTP, mientras que el A3 Sportback 30 g-tron, con la incorporación del nuevo motor 1.5 TFSI, supera esta cifra.

Al igual que en modelos anteriores g-tron, existen dos depósitos de polímero reforzado con fibra de vidrio (PRFV), polímero reforzado con fibra de carbono (PRFC) y poliamida. Al estar construidos con materiales compuestos, resultan muy ligeros. El depósito cilíndrico adicional está fabricado en acero.

En total, los tres depósitos permiten alcanzar una capacidad de 17,3 kg de GNC. El maletero se reduce de forma notoria: en el Audi A3 Sportback 30 g-tron se reduce en 100 litros (280 l), en el A4 Avant 40 g-tron en y el A5 Sportback 40 g-tron en 90 litros (415 y 390 l respectivamente). El depósito de gasolina, que ahora tiene una capacidad de nueve litros en el A3 Sportback g-tron y de 7 litros en los A4 Avant y A5 Sportback g-tron, proporciona la reserva necesaria para garantizar la movilidad.

Los dos depósitos realizados en PRFV y PRFC, que almacenan el gas con una presión en funcionamiento de hasta 200 bares, siguen la filosofía de diseño ligero de Audi, con un peso un 66 % inferior con respecto al de los depósitos de acero equivalentes.

Si se aplica fuerza desde el exterior, por ejemplo, en caso de accidente, el color de la capa cambia a un tono blanco, lo que supone un fiel indicador visual de daños. Las tomas para el repostaje, tanto de gas como de gasolina, se encuentran bajo la misma tapa. Dos indicadores informan al conductor sobre los niveles de capacidad de los respectivos depósitos.

El Audi A3 Sportback 30 g-tron está equipado con el propulsor 1.5 TFSI de 131 CV, en sustitución del anterior 1.4 TFSI. Los ingenieros de Audi han modificado la culata, el sistema de inyección de combustible y el convertidor catalítico para funcionar con gas y gasolina. En comparación con la gasolina, la combustión de gas natural emite un 25 % menos de CO2. Equipado de serie con un cambio automático S tronic de siete marchas, el Audi A3 Sportback 30 g-tron acelera de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 211 km/h. El consumo medio homologado en ciclo combinado es de 4,2 kg de CNG cada 100 km (cifras según ciclo WLTP), lo que permite una autonomía de 411 km.

En el caso del Audi A4 Avant 40 g-tron y del A5 Sportback 40 g-tron, el motor sigue siendo el 2.0 TFSI, igualmente acoplado a un cambio S tronic. Con una potencia de 170 CV y un par máximo de 270 Nm, el 2.0 TFSI permite a estas dos versiones g-tron acelerar de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos. El consumo promedio de GNC cada 100 km (cifras según ciclo WLTP) es de 4,4 kg en el A5 Sportback g-tron, que ofrece una autonomía de 393 km en modo gas. Las cifras para el A4 Avant g-tron son un consumo medio de 4,5 kg/100 km, y 383 km de autonomía funcionando con GNC.

Las nuevas versiones g-tron ya están disponibles en el mercado español, donde cuenta con todas las ventajas que otorga el distintivo ECO de la DGT. El precio de partida para el A3 Sportback 30 g-tron es de 30.920 euros. El A4 Avant g-tron está disponible con un precio desde 43.820 euros, mientras que el A5 Sportback g-tron parte de los 46.840 euros.

Fuente: Audi

Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta