El coche eléctrico continua con sus planes para convertirse en la gran alternativa a la automoción tradicional. Esta misma semana, General Motors, ha dado un nuevo espaldarazo a la tarea, con el anuncio de la fabricación de su automóvil de lujo eléctrico, bautizado como ELR, y que está basado en el motor del Chevrolet Volt.

Será en la planta que General Motor posee en Detroit-Hamtrack, en el Estado de Michigan, donde se realizarán las tareas de producción que se iniciarán a finales del año próximo. Se trata de la misma fábrica en la que se produce el Chevrolet Volt, el Opel Ampera y el Holden Volt.

Aunque aún no han trascendido todos los detalles, la nueva apuesta de General Motors supondrá un desembolso de 35 millones de dólares y será el primer modelo de dos puertas que el gigante estadounidense fabrique desde el mítico Cadillac Eldorado de 1999.

En palabras de Mark Reuss , presidente de General Motors para Norteamérica, en una entrevista concedida a la agencia Reuters “el ELR será una clase en sí mismo, una nueva muestra de nuestro compromiso con los vehículos eléctricos y la tecnología avanzada. Los clientes reconocerán de manera instantánea el ELR como un Cadillac por su distintivo y característico diseño. ELR contribuirá de manera notable al impulso de marca de Cadillac, mientras continua su empuje en el mercado de coches de lujos globales”.

Aunque desde General Motors no han confirmado el precio de venta al público, los especialistas proveen que el montante superará a los 40.000 dólares del Chevrolet Volt.

La noticia supone un empuje para el sector de la automoción eléctrica, que a pesar de resultar una de las alternativas más fiables a la motorización con combustibles fósiles, padece una expansión en los mercados tradicionales más lenta de lo esperada, de

Vía: Yahoo!

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta