Anticipado primero como Urban EV Concept en el Salón de Frankfurt 2017 y como e Prototype en Ginebra este año, la firma japonesa ya ha confirmado cómo se llamará su próximo y primer eléctrico: Honda e. Ya solo falta conocer la ficha técnica y el precio, ya que las líneas estilísticas poco se modificarán respecto al último concepto visto.

El equipo de diseño de Honda utilizó como inspiración los autos clásicos de la marca, como el Civic de primera generación. Como tal, el Honda conservará unas dimensiones relativamente compactas: 3.895 mm de largo, 1.750 mm de ancho y 1.495 mm de altura, lo que lo hace más compacto que el BMW i3 y el Renault ZOE. Como tal, solo hay asientos para que cuatro personas puedan viajar cómodamente.

Honda e Prototype

El Honda e se asienta sobre una nueva plataforma diseñada desde cero para vehículos eléctricos. Honda afirma que el automóvil será capaz rodar cerca de 200 km bajo ciclo de homologación WLTP con una sola carga, pero no ha confirmado el tamaño de la batería ni la potencia del motor eléctrico. Si utilizamos la autonomía mencionada como guía, se puede intuir que vendrá con una capacidad de, aproximadamente, 30 kWh (menos de la mitad de lo ofrecido en el Kia e-Niro).

Un solo motor eléctrico en el eje trasero impulsa al pequeño urbano y a las ruedas posteriores

Los diseñadores han empezado desde cero con el interior mostrado en el e Prototype. Está dominado por un banco de pantallas digitales. Dos de 12,3 pulgadas se posan una al lado de la otra para crear una única pantalla que se extiende a lo ancho del salpicadero y brinda acceso a un conjunto de aplicaciones y funciones multimedia y cuadro de instrumentación. Dos monitores de seis pulgadas se ubican en cada esquina para para hacer de espejos retrovisores.

Actualmente no hay indicios de cuánto costará el Honda e cuando pase al estado de producción, pero el líder del proyecto, Kohei Hitomi, indicó que no será un coche económico. “El precio es un factor importante”, dijo Hitomi en Ginebra. “Mira el iPhone: no son productos baratos, pero todos los quieren. El alto precio tiene una justificación. Son productos prácticos y prestacionales. Creemos lo mismo de nuestro vehículo eléctrico”.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta