Muchas marcas están poniendo fecha de caducidad a sus coches diésel debido a las estrictas normativas de contaminación que se están imponiendo. Honda comenzó ya afirmó hace unos meses que para 2025 tendría toda su gama de vehículos electrificada, una acción bastante lógica y que es bastante factible si observamos los modelos disponibles que tienen. Y ahora parece que Honda dejará de vender diésel en Europa en 2021 de forma definitiva.

Lo hará de forma gradual y en un periodo de menos de dos años, algo que está al alcance de muy pocos fabricantes. El motivo principal es que Honda no tiene una gran dependencia del diésel, como sí que pasa en otras marcas. Hay que tener en cuenta que los japoneses no están demasiado mal posicionados si se analizan sus emisiones de NOx y si a esto le sumamos la eliminación de este tipo de combustible sería factible cumplir con la normativa europea, que se centra en el CO2.

Porque hay que recordar que la Unión Europea exige que las marcas rebajen su media de emisiones de CO2 a 95 g/km en 2021, un valor que se antoja difícil de cumplir con una media actual de 120,4 g/km. De hecho, esa cifra ha ido creciendo debido a que las ventas de diésel han sido superadas por la de los gasolina (que emiten más CO2 de media) y al auge de las carrocerías SUV (que también penalizan la eficiencia).

Volviendo al tema de Honda, acabar con el diésel en 2021 es el primer paso para tener una gama totalmente electrificada en 2025 y para seguir mejorando en este aspecto a largo plazo. Porque el siguiente objetivo sería que los coches eléctricos supongan representen dos tercios de sus ventas para 2030. Es algo optimista si se tiene en cuenta que actualmente apenas representan un 10 % del total. Sin embargo, ya está aquí el Honda e, el eléctrico del que todo el mundo habla y que ya acumulaba más de 25.000 reservas incluso antes de su presentación.

Fuente: Reuters

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta