Si hablamos de una marca como Jaguar podemos decir claramente que el XJ es su berlina de representación. Pero parece que los británicos quieren ampliar su gama por arriba con un SUV lujoso y de grandes dimensiones. Todo apunta a que habrá un Jaguar J-Pace en un futuro no muy lejano. Será un ejemplar de gran importancia debido a que estrenará una plataforma completamente nueva y tendrá la electrificación muy presente.

Aunque todavía no hay nada oficial, este hipotético J-Pace podría estar listo dentro de un par de años y compartiría arquitectura con la próxima generación del Range Rover. La clave en ambos modelos sería la plataforma MLA, la última creación de Jaguar Land Rover que es más ligera que la actual gracias al uso del aluminio y que será protagonista en la mayoría de modelos para 2025. Y como decíamos, la electrificación será protagonista en este futuro modelo.

Jaguar F-Pace

Los primeros rumores apuntan a una primera versión híbrida enchufable del Jaguar J-Pace. Un motor de combustión situado en posición delantera se complementaría con un motor eléctrico alojado en el eje trasero para lograr esa tracción total. Ese esquema permitiría ventajas como una mayor habitabilidad interior (eliminando el túnel de transmisión) y también más espacio para alojar las baterías. A eso habría que sumar un comportamiento dinámico ejemplar sobre cualquier superficie.

El motor de gasolina podría ser un gasolina Ingenium de seis cilindros que está por llegar, aunque también podría emplearse el actual de cuatro cilindros en alguna versión. La autonomía eléctrica del Jaguar J-Pace híbrido enchufable debería superar los 80 kilómetros. Eso sería inicialmente, pues después también podría llegar una versión totalmente eléctrica de este supuesto SUV de representación. Al fin y al cabo, es clave para Jaguar Land Rover llegar a reducir sus consumos para evitar las penalizaciones en Europa de cara a la próxima década.

Fuente: Autocar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta