Por fin hay buenas noticias para Toyota. Las trágicas consecuencias del terremoto de Japón, que en el sector de la automoción obligaron un parón en la producción de todas las marcas japonesas, acabó convirtendo a  General Motors en el líder del mercado global de coches.

Toyota, la marca nipona líder hasta entonces, cayó al tercer puesto. La caída en la producción y suministros encareció los coches en todo el mundo (también ligeramente en España) y hubo problemas en la entrega de vehículos.

Pero la pesadilla parece haber terminado. En agosto, la producción aumentó un 10,6%, hasta los 626.817 vehículos. Es el primer incremento después de que el gobierno nipón pusiera fin a los subsidios para vehículos de bajo consumo en septiembre de 2010 y el 11 de marzo golpeasen trágicamente el terremoto y posterior tsunami.

La producción en Japón subió un 12 %, hasta 252.374 unidades, mientras que la producción en el extranjero aumentaron un 9,8 por ciento, a 374.443, aseguró Toyota en un comunicado.

A partir de octubre, Toyota planea contratar trabajadores temporales para impulsar la producción a partir de octubre. Así espera compensar la pérdida de producción después del terremoto y el tsunami que asoló el noreste de Japón, que provocó la escasez de piezas y la electricidad. Toyota comenzó a reclutar a los trabajadores temporales a partir de julio y planea añadir unos 4.000 más.

Toyota también reanudó la producción total en todas sus plantas en Estados Unidos en septiembre, donde piensa amplair la fabricación de motores pequeños.

El cuello de botella de las interrupciones en el suministro de piezas parecen estar terminando antes de lo esperado. El suministro de piezas, incluyendo microcontroladores, se ha normalizado, lo que ayuda a volver de producción de Toyota a la normalidad. Y no sólo Toyota, ya que muchísimos fabricantes montan en sus coches piezas y componentes que sólo se fabrican en Japón y la falta de stock provocaba quebraderos de cabeza en todo el mundo.

¿Y el resto de fabricantes? Nissan, el segundo mayor fabricante de automóviles de Japón, fabricó 385.112 vehículos en todo el mundo el mes pasado, un 24% más que el año anterior. Sin embargo Honda, tercer mayor fabricante de automóviles de Japón, dijo que su producción mundial en agosto cayó un 9,3 %, a 261.524 vehículos.

Además, todos los fabricantes de automóviles planean volver a operar de lunes a viernes desde este mismo mes en sus instalaciones japonesas, después de cambiar el funcionamiento (y trabajar los fines de semana de julio a septiembre) para ayudar a evitar los cortes de energía.

El mercado interno también ayuda. La Asociación de Fabricantes de Automóviles de Japón dijo que la demanda de coches en Japón en los seis meses desde el 31 de marzo podría aumentar un 17% respecto al año anterior, aunque se espera una disminución del 3,3% en el año fiscal completo.

Vía: Bloomberg

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta