El Cub es el nuevo prototipo que Kia presentó la semana pasada en el Salón del Automóvil de Seúl, diseñado con las características demográficas de las ciudades en mente. Y es que a pesar de medir apenas 3,96 metros de largo, este concept se las arregla para dar cabida a cuatro personas en su interior.

Diseñado en los estudios de Kia en Seúl, dirigido del jefe de diseño, Peter Schreyer, las puertas traseras de este pequeño cachorro se abren hacia atrás (en modo suicida), para facilitar el acceso a todas las zonas del interior. El equipo de diseño decidió prescindir del pilar B, el que hay entre las puertas delanteras y traseras), como el Ford B-Max. Es interesante, desde luego, pero será difícil que se mantenga en un hipotético modelo de producción. Si te fijas un poco más, verás que, además, en las puertas no hay manetas. Kia ha optado por que se abran con un sistema automático.

En el exterior hay detalles de diseño llamativos, como los espejos laterales casi inexistentes (integran una cámara), o las extrañas diminutas aletas vueltas hacia arriba de las puertas, a las que Kia llama “deflectores” que recuerdan más al mundo náutico. En teoría, esas aspas aerodinámicas en el umbral se han diseñado para optimizar y agregar definición al perfil del Cub. En el capó, hay otros “tratamientos” similares a esos detalles que encontramos en la puerta. Y, por supuesto, n este ejercicio estético no faltan losfaros con tecnología biLED diurnas( nos recuerdan un poco a los del Kia Quoris, y las llantas de 19 pulgadas

Ya en el habitáculo, con capacidad para cuatro personas, destacan los acabados en cuero negro con detalles amarillos. Kia dice que el panel de instrumentos está inspirado en los ojos de animales salvajes. Los relojes están hundidos tras un grueso volante de tres radios que, por cierto, puede controlar tu biorritmo (como aquel Mini cardiólogo o el Ford que monitoriza los latidos). El salpicadero es muy minimalista, con rejillas de ventilación controlados por un sensor táctil y, como no un lugar para un iPhone.

Pero lo que más nos gusta es el controlador DIS. Similar al sistema de Kinect Xbox, está conectado a una cámara que controla los gestos, con los que los conductores pueden desplazarse y seleccionar elementos de menú en la pantalla central. Imaginamos a la gente imitando a John Travolta en Fiebre del Sábado Noche, intentando encender el aire acondicionado… y oye, nos gusta.

En el apartado mecánico, bajo el capó del Kia Cub Concept, se encuentra el motor de gasolina 1.6 GDi turbo de 204 CV de potencia, el mismo que montará el Kia cee´d y el pro_cee´d GT presentados en el Salón de Ginebra 2013. En pareja con la caja de cambios manual de seis velocidades, el CUB podría acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 7,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h.

El juego de los prototipos de Kia empezó en el Salón de Ginebra con el Kia Provo Concept. Si entonces decíamos que Kia quería tener un Juke en la gama, ahora parece que apunta directamente a Mini, con este prototipo que sigue algunas de las líneas del Kee Concept del 2007. ¿Se atreverá a poner en la línea de producción un coche preparado para asaltar el trono urbano más chic? Esperemos acontecimientos.

Fuente: Kia
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Interesante modelo urbanita el que presenta la compañía. Como bien se apunta en el artículo, quizás algunos elementos son demasiado futuristas para su futura producción en serie, pero aún así será un modelo rompedor.

Deja una respuesta