Kia es una de esas marcas que se están volcando por completo con la electrificación. Actualmente cuentan en su gama con un buen número de vehículos microhíbridos, híbridos, híbridos enchufables y algún eléctrico; habiendo llegado la mayoría durante el último año. Pero los planes no se quedan ahí, sino que la previsión es seguir explotando este ámbito en los próximos años. De hecho, prometen siete coches totalmente eléctricos hasta 2027.

Esta estrategia, también conocida como «Plan S», se anunció a principios de año dejando clara la intención de que los eléctricos representasen un porcentaje importante de las ventas totales antes de que termine la década. Ya están trabajando en la arquitectura que dará vida a estos eléctricos de nueva generación, la bautizada como Plataforma Modular Eléctrica Global (E-GMP). Esta base podrá dar vida a vehículos de prácticamente todos los segmentos, es cuestión de tiempo que vaya saliendo información de los siete nuevos eléctricos.

El primero en llegar será un modelo que utiliza el código interno CV. Será puramente eléctrico, sin que haya versiones de combustión, y llegará a lo largo de 2021 a varios mercados a nivel mundial. Contará con algunas bondades ya habituales en la marca como el diseño llamativo o una tecnología avanzada. Poco más se sabe del resto de modelos, cuyas siluetas quedan recogidas en una imagen bastante evocadora. Al parecer habrá ejemplares de todos los tamaños y tipologías; incluyendo coches urbanos, para largos recorridos o deportivos entre sus líneas. 

Además de la ofensiva de producto, Kia también trabaja en expandir su infraestructura global de servicio posventa para vehículos eléctricos. También se centrará en la construcción de una infraestructura de carga, planificando poner más de 2.400 cargadores en Europa (más otros 1.500 en Corea y 500 en América del Norte). Por si fuera poco, los clientes también se podrán beneficiar de los puntos de recarga de Ionity, pues el año pasado se unieron a esta red europea.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta