Hace un mes se subastaba un Ferrari 275/4 Nart Spider del 67 por la impresionante cantidad de 20,6 millones de euros en una subasta realizada en la península de Monterrey, California. El afortunado comprador ha sido Lawrence Stroll, fundador de la ropa Tommy Hilfiger, que además de llevarse un precioso coche a su casa destinó 27,5 millones de dólares a obras benéficas.

La cifra pagada por este Ferrari 275/4 Nart Spider en Pebble Beach se convirtió la segunda más alta realizada en Estados Unidos, por detrás de los 22,3 millones que se pagaron hace unos meses por el Mercedes W196 de 1954 que conducía Juan Manuel Fangio. ¿Los vale? Lógicamente, si ves el coche como un aparato con el que desplazarse de un punto A a uno B, pues no. Pero este Ferrari tiene un bagaje detrás que lo convierte en una pieza única.

El primer dueño de este 275/4 Nart Spider del 67 fue Eddie Smith, un señor que no tuvo unos inicios nada fáciles, ya que como cualquier hijo de vecino se tuvo que buscar las habichuelas hasta que pudo comprar su primer Ferrari, que fue un Ferrari 250 GT Spider, al que le siguió el Ferrari 275 GTB. Se ve que era un entusiasta de los Ferraris.

Ferrari 275 Nart Spider 10

Más adelante, en 1968, Eddie compró el 275/4 Nart Spider, y desde entonces este coche con el número de chasis 10709 ha permanecido en la familia. Lo de Nart viene por North American Racing Team y era por así decirlo el hermano pequeño de la escudería Ferrari por aquella época. De este coche se fabricaron 10 unidades que Ferrari fabricó para Luigi Chinetti, famoso diseñador y preparador de coches. Según el hijo de Luigi, Luigi Jr., se trataba de “una versión abierta del 275/4 GTB, un coche muy romántico”.

Una de esas 10 unidades fabricadas del 275/4 Nart Spider fue destinada para Steve McQueen, actor estadounidense amante de los coches (aquí hemos visto su Ferrari 275 GTB4 y su Porsche 911S, además del Chevrolet de su última película). McQueen tuvo que pedir a Eddie Smith que le dejara su Spider debido a que su Ferrari había sufrido algún impacto. Ante esto, el señor Smith le contesto: “Steve, me caes bien, pero no te amo. ¡Y no puedes tener mi coche!”.

Ferrari 275 Nart Spider 3Más adelante Eddie Smith compitió con este Ferrari 275/4 Nart Spider en las 12 Horas de Sebring, una carrera de resistencia de prototipos y gran turismos que se disputa en el circuito internacional de Sebring de Florida. Esta carrera es una de las más prestigiosas de América, junto con las 24 Horas de Daytona y las Mil Milhas de Brasil. En esta carrera Eddie condujo su Ferrari con su hijo, Eddie Jr., al que su padre le dejó intercambiarse el asiento y, sorprendentemente le dijo: “Hijo, estas conduciendo demasiado lento, estás arruinando la media”.

Eddie Smith falleció en el año 2007 y, poco después, su hijo Eddie Junior empezó a sentir que ese coche no tenía mucho sentido que estuviera en el garaje de la familia, por lo que puso este Ferrari 275/4 Nart Spider del 67 a la venta a través de una subasta.

Ferrari 275 Nart Spider 11Con esta historia detrás, no es de extrañar lo que ocurrió en la puja. El precio inicial de esta subasta, organizada por RM Auctions, comenzó con 10 millones de dólares (7,5 millones de euros) y no se detuvo hasta que Lawrence Stroll, fundador de la ropa Tommy Hilfiger y coleccionista de Ferraris, presentó una oferta de 27,5 millones de dólares (20,6 millones de euros).

Este Ferrari 275/4 Nart Spider, que portaba un motor de 12 cilindros en V de 3,2 litros, del cual generaba una potencia de 300 CV, fue conducido por Faye Dunway en la película El Caso de Thomas Crown de 1968. Por cierto, todo el dinero recaudado de este Ferrari será destinado a obras de caridad, lo que acaba de redondear una historia de ensueño.

Fuente: Car and Driver
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta