Con estos meses de extremo frío en Canadá, un estudio de rodaje de anuncios ha recreado una escultura de hielo de una pick up Chevy Silverado de 2005. Junto con el coche hecho enteramente de Lego y propulsado por aire, este coche es uno de los más curioso de este año. El camión fue construido con ayuda de Bronson Automotive Ltd y Iceculture.

Con un peso final de casi 7 toneladas, de las cuales 5.000 kilos eran de puro hielo, este modelo recrea perfectamente la versión real de acero. Fue en Texas donde Bronson Automotive le despojó de su cabina, carrocería y le redujo la altura y la anchura para poder ser más manejable. Volviendo otra vez a Canadá, Pick Me Productions diseñó un armazón de acero pensado para resistir los kilos y kilos de hielo que debería soportar. A partir de ahí, Iceculture se encargó de construir 3 réplicas escarchadas para la filmación de un anuncio y los stunts.

Como comentó el presidente de Iceculture, Heidi Bayley: “Ha sido uno de nuestros mayores desafíos en cuanto a la realización de esculturas”

pick up silverado de hielo 2

Después de rodar el anuncio, el coche fue desmontado y enviado de vuelta a los estudios de Iceculture en Ontario. Ahí, en menos de 24 horas, el equipo mecánico tuvo que volver a montarlo para que pudiese rodar durante casi dos kilómetros y así establecer una nueva categoría del récord Guinness mundial.

Tras este paseo, el resucitado coche fue llevado a un hangar donde se dejo ahí para que se derritiese en 40 horas. Incluso la “muerte” del automóvil fue grabado como parte de una campaña de publicidad. El camión fue expuesto durante el partido al aire libre de hockey donde los Toronto Maple Leaf se enfrentaron a los Detroit Red Wings en el día de Nochevieja.

Fuente: Iceculture

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta