La semana pasada fue un incesante goteo de malas noticias para la automoción en España. Para empezar, el dato de la venta de coches en noviembre, negativo por décimosexto mes consecutivo.

Según las previsiones de los fabricantes de coches en España, 2012 será peor que 2011 y las ventas rondarán los 800.000 vehículos, situándose a niveles de 1993, lo que obligará a reducir también la producción en cerca de 200.000 unidades. Pero tan sangrante como esas cifras negativas son las expectivas de producción en España. Recapitulemos:

Seat fabricará 50.000 vehículos menos de los que tenía previstos para 2012 debido a la caída de las ventas de coches en España. Esto obligará a aplicar medidas de flexibilidad y a realizar paradas en la planta de Martorell (Barcelona). Se prevé retrasar el inicio de la actividad de las líneasque fabrican el Ibiza, Leon y Altea hasta el 11 de enero.

En total, Seat prevé fabricar en 2012 440.000 vehículos en Martorell, unos 90.000 más que este año, (350.000, tras reduccirse el objetivo en 24.000 coches por la caída de las matriculaciones. Pero gran parte de estas 100.000 unidades más previstas para 2012 corresponden al Audi Q3.

La dirección de Renault planea un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) suspensivo de 29 días en la factoría de Valladolid, que se concretará con el complemento de los salarios de los 2.295 trabajadores posiblemente afectados hasta el 85 % durante los días de suspensión, según las mismas fuentes. También se habla de una suspensión de medio turno de noche en la factoría de Palencia a partir del 9 de enero próximo.

En la factoría de Ford en Almussafes las cosas no van mejor. Ya hay un acuerdo con los sindicatos sobre las condiciones del ERE de 39 días que afectará hasta a 4.000 empleados. Esta paralización de las plantas de producción de vehículos durante 39 días no afectará a las de motores ni recambios. La producción prevista para 2012 es de 152.000 vehículos, una cifra que representa 60.000 unidades menos que en este ejercicio.

“El 2012 será el año más difícil de la historia de Citroën en Vigo“, comentó el jueves 1 de diciembre el nuevo director de la multinacional, Juan Antonio Muñoz Codina. No es para menos: Habrá  una bajada de producción sin precedentes (fabricará 323.000 coches, 32.000 unidades menos que este año), condicionada por la caída de las ventas del monovolumen C4 Picasso, que ensambla en exclusiva para todo el mundo, y la inestabilidad económica en la zona euro, a la que Vigo destina el 90 % de los coches que fabrica. Este complicado escenario ha hecho que la multinacional francesa haya planteado una congelación salarial. Será la primera vez que los trabajadores de Citroën perderán poder adquisitivo, ya que la evolución de los salarios ha ido al alza con los dos últimos convenios (2004-2007 y 2008-2011).

¿El resumen? Ya no se trata de eficiencia y productividad (otro día hablaremos de ello, porque se puede mejorar muchísimo en la logística de la automoción en España, sobre todo). Se trata de mantener un mercado con un volumen lo suficientemente interesante para que las multinacionales no se planteeen llevarse las fábricas de coches a otros lugares con mercados más competitivos. Porque sí, las deslocalización es un problema que amenaza a las fábricas de coches en España.

¿Soluciones? Vendedores y fabricantes no dejan de pedir un plan de achatarramiento, con propuestas a veces “pintorescas” como la de jubilar por ley a los coches de más de doce años. Es una vía, pero parece preocupante que los fabricnates sólo vean el mismo camino de siempre. Cierto que un coche nuevo siempre será más seguro y eficiente que uno más antiguo, pero en tiempos de crisis no tiene ninguna lógica prescindir de recursos que aún funcionan. Además, la cultura del usar y tirar no concuerda con la ecología que venden todas las marcas.

Además de los importntes descuentos que marcas y concesionarios ya realizan, se echa de menos algún otro tipo de estímulo más imaginativo: Nuevos canales de distribución y promoción de coches, nuevos modelos de venta, y nuevos productos basados en la movilidad ajustados a las necesidades de una población cada vez más urbana y que en muchas ocasiones ya no ve el coche como un símbolo de estatus. Innovación a fin de cuentas, como en cualquer otro sector productivo mundial. En esto Internet, como herramienta y canal de comunicación bidireccional, puede ser clave… ¿pero están las marcas y concesionarios preparados para cambiar un modelo quizás vetusto? El tiempo lo dirá…

Fuentes: EFE, El Mundo, La Voz de Galicia

Seat fabricará 50.000 vehículos menos de los que tenía previstos para 2012 debido a la caída de las ventas de coches en España, lo que obligará a aplicar medidas de flexibilidad y a realizar paradas en la planta de Martorell (Barcelona), según han explicado fuentes próximas a la empresa.

La dirección de la automovilística y el comité de empresa han firmado este miércoles el calendario laboral para 2012, que prevé retrasar el inicio de la actividad de las líneas 1 y 2 -que fabrican el Ibiza, Leon y Altea- hasta el 11 de enero.

Así, los trabajadores de Seat en Martorell no trabajarán los días 2, 3, 4, 9 y 10 de enero, cinco días que se reducen de las 224 jornadas industriales totales que se contemplan en el convenio para dar respuesta a esta bajada de la producción.

Además de estas paradas,la empresa puede ajustar el calendario laboral a la bajada de producción a través de la bolsa de horas de los empleados, lo que evitará tener que llevar a cabo medidas más drásticas como un ERE temporal.

En total, Seat prevé fabricar el año que viene un total de 440.000 vehículos en Martorell, unos 100.000 más que este año, que se cerrará por encima de 350.000, después de una reducción de 24.000 coches también debido a la caída de las matriculaciones.Gran parte de estas 100.000 unidades más previstas para 2012 corresponden al Audi Q3.

El comité ejecutivo de Volkswagen -matriz de Seat- se reunió la semana pasada en Stuttgart, donde ya planteó que el volumen de producción para el año que viene tendría que ser menor de lo esperado.

Según las previsiones de los fabricantes de coches en España, 2012 será peor que 2011 y las ventas rondarán los 800.000 vehículos, situándose a niveles de 1993, lo que obligará a reducir también la producción en cerca de 200.000 unidades.


3 COMENTARIOS

  1. hola…,normal que bajen las ventas,el gobierno no para de subirlo todo para recuperarse,carburante,autopistas,impuestos,etc……y lo que nos espera….

  2. Lo que yo no entiendo es por que hay que mezclar siempre fabricación y venta, si son dos términos diferentes. ¿Qué tiene que ver que las ventas de vehículos bajen en España para que se fabriquen menos coches en España si el 85-90% de los coches fabricados van para la exportación?, ¿cómo afecta que se vendan menos coches en España a la fabricación nacional?. Cuando una industria exporta casi el 90% de lo que fabrica, yo entiendo que le afectará en mayor medida la situación de los mercados a los que exporta que el suyo propio.

    • A medida que baje el porcentaje del mercado interno y el destinado a la exportación siga creciendo, es más fácil que se opte por deslocalizar fábricas por cuestiones de logística, etc. Los fabricantes quieren tener las fábricas cerca de sus principales mercados.

Deja una respuesta