La historia de Peugeot ha tenido épocas en la que ha estado muy ligada al mundo de la competición. La década de los 80 fue cuando comenzó todo con la creación de Peugeot Sport, la división deportiva que sigue presente a día de hoy. También fue durante esos años cuando se gestaron las primeras victorias y también cuando se produjeron los primeros modelos deportivos de calle. Vamos a hacer un repaso por los mejores que ha concebido la marca francesa, muchos de ellos con las siglos GTi tomando protagonismo.

Peugeot 205 GTi

El Peugeot 205 GTi es un modelo que no necesita presentación, fue el primero de esta dinastía que se extiende hasta la actualidad y también el más carismático de esta lista. Aparecía en 1984 con un motor de cuatro cilindros y 1.6 litros que desarrollaba 105 CV (y luego 115 CV). Ganaría empaque cuando comenzó a montar el 1.9 de 130 CV un par de años después, pues se trataba de un coche que apenas superaba los 900 kg de peso. Esa era la clave para que fuera uno de los mejores de la época a nivel dinámico y para que se haya revalorizado cuantiosamente en la actualidad.

Peugeot 405 Mi16

También a finales de los 80 aparecía una versión deportiva del mítico Peugeot 405. No se gana las siglas GTi pero probablemente merezca un hueco en esta lista. Hablamos del Peugeot 405 Mi16, el tope de gama de esta berlina con carrocería firmada por Pininfarina que destacaba por su mecánica de 1.9 litros que llegaba hasta los 160 CV de potencia. Con eso se aseguraba unas prestaciones notables que lo hacían postularse como uno de los mejores en su segmento. Incluso hubo una versión 4×4 que posteriormente fue utilizada en competición.

Peugeot 208 GTi

Si damos un salto a la actualidad es obligatorio pararnos a hablar del Peugeot 208 GTi. Se trató de un auténtico sucesor espiritual del 205 GTi debido a su tamaño contenido y a su comportamiento dinámico, como pudimos ver durante su prueba. En este caso se empleaba el conocido 1.6 THP estirado hasta los 208 CV para un peso contenido de 1.260 kg, lo que aseguraba una gran diversión al volante. Ya ha salido una nueva generación del modelo y todavía estamos esperando la llegada de su versión GTi.

Peugeot 309 GTi

Si empezamos hablando del 205 GTi ahora también tenemos que hablar de un modelo que empleó la misma plataforma. Se trata del Peugeot 309 GTi, la versión deportiva de un ejemplar que ni siquiera estaba concebido para ser un Peugeot. El 309 inicialmente iba a ser un sustituto para el Talbot Horizon, aunque justo fue en la época cuando desapareció la marca. El 309 GTi heredaba el motor 1.9 de 130 CV del 205 GTi y también ese comportamiento tan característico y divertido.

Peugeot RCZ R

Aunque en la lista podrían entrar algunos modelos más (como el Peugeot 106 Rallye o el 308 GTi), tenemos que sumar al Peugeot RCZ R por su singularidad. Este coupé de la marca francesa estuvo a la venta entre 2010 y 2016 con singularidades como su techo de doble burbuja inspirado en el de Zagato. A mitad de su vida comercial llegó la versión deportiva, alimentada por el 1.6 THP con 270 CV, lo que le permitía tener unas prestaciones muy destacadas. No tuvo sustituto ni se espera un modelo similar en el futuro.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta