En los últimos años estamos bastante acostumbrados a ver prototipos de todo tipo de los fabricantes de coches. Es habitual sacar un modelo conceptual que anticipe un ejemplar que va a ser producido posteriormente. Probablemente el ejemplo más flagrante en Toyota haya sido el del FT-1 Concept, que ya en 2014 anticipaba a la nueva generación del Supra. Sin embargo, en el presente no hay tanto atrevimiento con los prototipos como hubo antaño. Lo demostramos a través de estos concepts antiguos de Toyota.

Toyota Proto 1957

En la década de los 50 la marca japonesa ya se mostraba proclive a la innovación. Quedó más que patente gracias al Toyota Proto de 1957, un prototipo que destacaba por una característica muy particular. Se trataba de un biplaza con el lenguaje de diseño típico de la época, con sus líneas fluidas y redondeadas y con esos faros circulares. Sin embargo, contaba con un techo de doble burbuja que se abría moviéndose hacia la parte posterior, con una apertura tipo cubierta.

Toyota EX Concepts 1966-1972

Se avanzó a la década de los 60 y la marca dio el do de pecho con sus prototipos EXperimental. El primero fue el Toyota EX de 1966, que es el de la imagen de cabecera y que contaba con una aerodinámica muy desarrollada e inspirada en el mundo de la aviación. Le seguiría el Toyota EX-I en 1969 (el naranja de la imagen), un coupé también muy aerodinámico con alerón retráctil. Ese mismo año llegarían el EX-II (un urbano biplaza muy llamativo) y el EX-III (una evolución del EX-I).

Toyota RV-2 1972

Si seguimos avanzando en el tiempo nos encontramos con el Toyota RV-2 de 1972. Ya habían presentado un RV-1 el año anterior, pero el que llamó más la atención fue este singular shooting brake. Fue concebido como un vehículo recreacional y su parte trasera se abría en dos partes desde el centro hacia los laterales. Si a eso se suma una cubierta de tela que tenía como accesorio, se convertía en una especie de caravana en la que poder pernoctar.

Toyota F101 1973

Ya hemos podido comprobar que durante el siglo pasado Toyota fue experimentando con la apertura de las puertas, llegando a propuestas totalmente innovadoras. Ese aspecto también está presente en el Toyota F101, el que pretendía convertirse en el “sedán del futuro”. Llamaba la atención por ese diseño frontal con los peculiares faros, aunque su aspecto diferencial era la apertura asimétrica del maletero, formada por dos puertas acristaladas, una más grande y otra más pequeña.

Toyota 4500GT 1989

Saltamos hasta finales de los 80 para ver otro representante de la carrocería shooting brake hecho por la marca japonesa. El Toyota 4500GT de 1989 se trató de un modelo de tres puertas y 2+2 plazas que destacaba por su carrocería esculpida y aerodinámica desarrollada (Cx de 0,29). Impresionaba por su motor V8 de 4.5 litros que desarrollaba 300 CV de potencia, gracias a ello era capaz de acercarse a los 300 km/h de velocidad máxima.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta