La familia Clase A cuenta con numerosas versiones: compacto de cinco puertas, sedán, SUV (GLA), familiar (Shooting Brake) y berlina coupé (CLA). El primero y el último ya han recibido el tratamiento más radical de Affalterbach, así era cuestión de tiempo que llegue al resto de la gama. ¿El último en unirse? El más polivalente de todos, el Mercedes-AMG CLA 45 4Matic+ Shooting Brake, que pasa a ser una de las alternativas más dinámicas de los familiares compactos.

El motor M139 sobrealimentado de cuatro cilindros y 2.0 litros es más potente que nunca, y es capaz de desarrollar 387 CV y 480 Nm (45 AMG) o 421 CV y 500 Nm (45 AMG S). La combinación de prestaciones y un habitáculo amplio con gran capacidad para transportar equipaje, busca su público objetivo entre la gente joven con un estilo de vida activo y versátil, tanto en el ámbito profesional como de ocio.

La potencia se transmite a las cuatro ruedas (4Matic+) a través de una caja de cambios automática de doble embrague con ocho relaciones. En términos absolutos, el nuevo Mercedes-AMG CLA 45 Shooting Brake acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, o 4,0 para la vertiente S. La velocidad máxima se limita electrónicamente a 250 km/h o 270 km/h, así que sí, este es un familiar que no tiene problemas para llevar a los niños a la escuela. Y una vez que los dejas, incluso hay un modo Drift para divertirse en el camino de regreso a casa.

Al pasar por los diversos modos de conducción (Slippery, Comfort, Sport, Sport+, Individual y Race) se modifica la respuesta del motor, la velocidad de los cambios de la transmisión, la configuración de la suspensión y la distribución del par entre los ejes delantero y trasero. El nuevo familiar de Mercedes cuenta con amortiguadores de frecuencia selectivos que, según la marca, dan como resultado una mayor estabilidad, agilidad y comodidad con respecto al CLA 45 Shooting Brake de la generación anterior.

El chasis también ha sido actualizado, con una suspensión adaptativa de serie y pinzas de freno de seis pistones que sujetan discos de 360 ​​milímetros. La estructura de la dirección electromecánica también está hecha a medida, adaptando su dureza y sensibilidad en función de los distintos modos de conducción. Las ruedas estándar quedan conformadas por llantas de aleación ligera de 19 pulgadas, aunque se puede optar por unas de 20”.

Identificarás fácilmente el Mercedes-AMG CLA45 Shooting Brake por sus aditamentos aerodinámicos y estilísticos. Comienza con la rejilla panamericana firma de AMG, con un laminado vertical en vez de horizontal, y continua con puertos de entrada de aire más generosos, unas aletas bombeadas, un difusor dividiendo un conjunto de salidas de escape cuádruples –de 90 mm de diámetro– y mucha fibra de carbono.

Al ingresar al habitáculo, los conductores encontrarán asientos deportivos de microfibra y piel sintética con costuras en contraste de color rojo. El tema de dos tonos se amplifica aún más gracias a los cinturones de seguridad, también con toques rojizos. También hay numerosos detalles en negro brillante y las salidas de aire cromadas. La variante S es en gran parte idéntica, pero intercambia los acentos rojos por aderezos amarillos.

Independientemente del modelo seleccionado, ambos vienen equipados con un sistema de infoentretenimiento MBUX con pantallas específicas de AMG. El modelo también tiene un cuadro de instrumentos completamente digital y tecnología de reconocimiento de voz. El volante de corte deportivo está perforado y las levas que hay tras él galvanizadas, para cuando a uno le da por hacer una conducción “manual”.

El Mercedes-AMG CLA 45 Shooting Brake comenzará su andadura comercial en el mercado europeo a finales de este verano a un precio, por el momento, desconocido.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (35 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta