Aunque hace tiempo se dijo que la gama de Mercedes-AMG podría reducirse en el futuro debido a las emisiones, lo cierto es que en los últimos tiempos no dejan de salir modelos. El más reciente es el Mercedes-AMG GLA 45 4Matic+, la versión tope de gama del SUV compacto de la marca, el Mercedes GLA. El escalón superior se caracteriza por llevar el motor de cuatro cilindros más potente del mercado, un bloque que ya hemos visto anteriormente.

Para dejar atrás al Mercedes-AMG GLA 35 4Matic con sus 306 CV de potencia, se emplea la mecánica M 139, un cuatro cilindros turbo de 2.0 litros que hizo su debut en el Mercedes-AMG A 45 4Matic+. Llega hasta los 421 CV y 500 Nm de par en su versión S, la única que estará disponible en nuestro mercado (en otros habrá una más convencional con 387 CV). Va ligado a una transmisión automática AMG Speedshift DCT 8G, que es de doble embrague y cuenta con ocho relaciones.

Como suele pasar con estas versiones tope de gama, la potencia pasa a las cuatro ruedas gracias a la tracción integral AMG Performance 4Matic+. Gracias al sistema AMG Torque Control puede hacer un reparto de par entre las ruedas y asegurar una tracción óptima en todas las situaciones. Dicho esto, el SUV compacto consigue unas prestaciones muy destacadas al acelerar de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente a 270 km/h.

Para poner un punto de cordura a estas cifras, el chasis del Mercedes-AMG GLA 45 4Matic+ recibe una generosa puesta a punto. Algunos añadidos interesantes son la suspensión con amortiguación adaptativa regulable AMG Ride Control, los frenos de alto rendimiento o la dirección paramétrica AMG. Además, cuenta con hasta seis modos de conducción en el AMG Dynamic Select (Calzada resbaladiza, Comfort, Sport, Sport +, Individual y RACE) para adaptarse a las diferentes situaciones y que quedan relacionados a los programas del AMG Dynamics.

Para que se note que es un purasangre AMG, el SUV compacto se viste de manera especial. En el interior cuenta con elementos específicos como la calandra con lamas verticales, el splitter cromado, las llantas de 20 pulgadas (puede montar unas de 21 pulgadas), el llamativo alerón de techo o la cuádruple salida de escape. De este sistema de escape AMG hay que decir que es capaz de modular el sonido en función del modo de conducción.

En el interior no se queda atrás y el Mercedes-AMG GLA 45 4Matic+ y se pueden incorporar los asientos deportivos AMG Performance con tapicerías tan llamativas como la mixta que viene de serie o la de cuero de dos colores con costuras en contrastes opcional. No pasa desapercibido el volante AMG Performance con el mando para cambiar de modo. En este ejemplar la tecnología se mantiene y, además, se puede montar el sistema AMG Track Pace para acceder a una completa telemetría.

Galería de fotos:

Ver galeria (23 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta