Más miembros para la familia de híbridos enchufables compactos. A los Mercedes A 250 e, Mercedes B 250 e y Mercedes GLA 250 e se suman ahora versiones con esta tecnología para el sedán coupé de la marca, el Mercedes CLA y su variante familiar, el CLA Shooting Brake. Llegan en primavera para ser la opción más limpia de la gama, con la etiqueta Cero de la DGT al contar con más de 40 km de autonomía en modo eléctrico.

Los Mercedes CLA 250 e y CLA Shooting Brake 250 e tienen el mismo esquema mecánico del resto de la gama, que combian un bloque de gasolina de 1.3 litros sobrealimentado con 160 CV con otro eléctrico de 75 kW. La potencia total del sistema alcanza los 218 CV, con un par máximo disponible de 450 Nm y unas buenas prestaciones… sin renunciar en absoluto a los consumos y emisiones bajos, como puedes ver:

PRESTACIONES CLA 250 e CLA 250 e SB
Potencia máx

218 CV

Par motor máx

450 Nm

Aceleración 0-100 km/h 6,8 segundos 6,9 segundos
Velocidad punta 240 km/h 235 km/h
Velocidad punta eléctrica

140 km/h

Consumo medio (l/100 km) 1,5 – 1,4 1,6 – 1,4
Emisiones CO2 (g/km) 35 – 31 37 – 33
Consumo eléctrico (kWh/100 km) 15,1 – 15 15,5 – 14,8
Autonomía máx (WLTP) 60 – 69 58 – 68

Como puedes ver en el cuadro anterior, la autonomía eléctrica es muy elevada en estos modelos que alcanza hasta 69 km (algo menos en la variante Shooting Brake). Tiene que ver en ello la batería de iones de litio de 15,6 kWh de capacidad, que se recarga empleando la entrada ubicada en el lateral derecho de la carrocería.

Si usas corriente doméstica (carga AC, de hasta 7,4 kW con un Wallbox) puedes recargar del 10 al 100% de la carga en 1 hora y 45 minutos. Si usas un cargador rápido de corriente continua (DC) de 24 kW, en apenas 25 minutos pasas del 10 al 80% de carga y puedes continuar moviéndote en modo eléctrico.

No hay apenas diferencias en el exterior, ni de la berlina ni del familiar, debido a la naturaleza de su sistema de propulsión, más allá de la denominación 250 e y la toma de carga. Dentro, sí varía la instrumentación o el sistema multimedia. pero poco más. De hecho, los maleteros se ven apenas mermados ya que la batería, que pesa 150 kg, se ha conseguido ubicar bajo los asientos, cambiando la disposición del depósito de combustible y la línea de escape.

El nuevo sistema híbrido enchufable tiene en cuenta datos para mejorar su funcionamiento y consumos, ya que puede tener en cuenta datos de navegación, limitaciones de velocidad y trayecto previsto. Además de los modos Comfort, ECO y Sport habituales se suman los programas Electric (modo 100% eléctrico que permite usar las levas para controlar el nivel de retención) o Battery Level (que mantiene la carga de la batería para usarla con posterioridad.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta