Mercedes hincha el pecho cuando hablan de la Sprinter. Puede que no tenga tanto pedigree como el Mercedes Clase S o el AMG-GT pero no cabe duda de que cuando nación en 1995, creó toda una categoría nueva de furgones grandes; “los pañuelos de papel se llaman kleenex… y las furgonetas de alrededor de 3,5 toneladas de peso bruto del vehículo se llaman Sprinter”. No andan muy desencaminados.

Hace más de 20 años que se presentaba el modelo estrella de los furgones de la marca de la estrella (valga la redundancia). Hoy, más de 3 millones de Sprinter están en el camino en más de 130 países del mundo. En dos décadas, esta serie de furgones no han dejado de marcar el camino del transporte de mercancías (y pasajeros) por las carreteras. Esta es su historia en cinco actos:

Los inicios

Mercedes-Benz Sprinter 1 (1995-2006)

En la primavera de 1995 la nueva furgoneta de Mercedes-Benz supuso un hito en muchos aspectos. El Sprinter fue el primer vehículo comercial que llevaba la estrella de Mercedes con un nombre propio en lugar de un conjunto de números y letras para designar al modelo. Cambiaba la estrategia comercial de Mercedes en los sectores de furgonetas y camiones.

Mercedes-Benz T1 (601) (1980-1995)

El nuevo Sprinter llegó para sustituir a una verdadera leyenda, la furgoneta Mercedes-Benz T1, de la que se fabricaron un millón de unidades… en 18 años. La Sprinter sólo adoptó el concepto técnico básico, ya que todo lo demás fue revolucionario para la época. Se combinaó una construcción monocasco y tracción trasera, una suspensión moderna con el eje delantero independiente, equipos de seguridad ejemplares y motores más potentes que nunca.

Superventas

Mercedes-Benz Sprinter 1 (1995-2006)

La Sprinter estaba predestinada por el éxito: la planta Mercedes-Benz en Düsseldorf ya produjo más de 100.000 Sprinter en su primer año de producción completo, en 1996. Unos 20 años después, en 2014, exactamente 186.114 unidades salían de las líneas de producción en Düsseldorf (Alemania), en Buenos Aires (Argentina), Charleston (Carolina del Sur, EE.UU.), Nishni Novgorod (Rusia) y en Fuzhou (China).

Y es que el Sprinter se produce actualmente en seis plantas en cuatro continentes. Hasta la fecha, Mercedes-Benz ha fabrica más de tres millones de Sprinter y cada año se marca un nuevo récord de producción todos los tiempos.

El especialista

Mercedes-Benz Sprinter 2 (2006-2013)

Los factores clave en el éxito incluyen su concepto de crear un producto casi a medida del usuario y un continuo desarrollo posterior. La actual gama de la Mercedes Sprinter 2013 puede ahora elegirse con tres distancia entre ejes, cuatro longitudes y tres variantes de altura, pesos máximos de entre 3,2 a 5,0 toneladas más numerosas variantes de carrocería. Y todo ello de fábrica algo sin parangón en la industria. La oferta se completa con una comunicación eficaz del fabricante con convertidores certificados y especialistas en carrocerías para crear auténticos salones rodantes como esta Brabus Sprinter.

Potente y capaz

En su lanzamiento en 1995 la nueva furgoneta atrajo la atención con el motor diesel más potente de su clase. Hoy suena a poco, pero sus 122 CV eran todo un portente en aquel momento. Hoy en día la potencia de los motores diésel Sprinter oscila entre los 95 CV y 190 CV y hay una variante de gasolina con 156 CV. La oferta la completan dos motores mono y bivalentes de gas natural (no disponibles en todos los mercados) que también desarrollan 156 CV.

Mercedes-Benz Sprinter 2 (2006-2013)

Esta potencia es transferida por la transmisión manual de seis velocidades Eco Gear o la transmisión automática de siete velocidades del convertidor de par 7G-Tronic (la misma que hemos conocido en turismos de la marca que han pasado por nuestra sección de pruebas de coches). Y si eres de los que conducen fuera del asfalto puedes optar por el Sprinter 4×4 con tracción total, montada directamente en fábrica.

El Sprinter no sólo es poderoso; También es limpio y económico. Con el paquete BlueEfficency Plus, el consumo de combustible en cliclo NEDC disminuye hasta los 6,3 l/100 km (fue el primer fabricante en ofrecer toda la gama con motores que cumpliesen Euro 6, antes de que fuese obligatorio) y los intervalos de servicio son ahora de hasta 60 000 km.

Cuidadoso

Sin duda, uno de los atributos que más destacan los usuario del Sprinter es su cabina espaciosa y cómoda. Mercedes ha mejorado y refinado continuamente el habitáculo durante los años, y también ha actualizado constantemente el equipamiento, tanto de serie como opcional. Buena parte del éxito se debe a la tecnología de producción innovadora y al personal altamente cualificado que la produce.

Fuente: Mercedes

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta