Con el auge de los coches eléctricos (de acuerdo, en nuestrto país las cosas todavía van algo despacio), cada vez será más común instalar en los garajes particulares sistemas de recarga que mejoren las velocidades de carga. Las marcas se han lanzado a contar en sus catálogos con estos elementos, como la BMW i Wallbox Pro o esta nueva y mejorada Mercedes Wallbox.

Con el objetivo de que los eléctricos e híbridos enchufables de la marca sean todavía más apatecibles y sencillos de usar, ahora Daimler presenta inetresantes mejoras en su Wallbox. La nueva estación de carga doméstica cuenta con hasta 22 kW y por primera vez, entre otras cosas, puede controlarse  controlar varias funciones desde un teléfono inteligente. Estos incluyen el control de la carga, la administración del usuario y la descripción general del consumo.

Disponible en Europa a partir del verano de 2018 (luego se podrá adquirir en otros 40 mercados), también luce un nuevo diseño más elegante y puede elegirse entre tres versiones:

  • Wallbox Home: la más básica.
  • Wallbox Advanced: con capacidad para Internet.
  • Wallbox Twin: para cargar dos vehículos al mismo tiempo (cada uno con 11 kW). No podrá adquirarse hasta finales de año.

Porque seamos realistas. Por más que avance la red de recarga pública (incluimos estaciones en centros de trabajo, supermercados…), la mayoría de las cargas se llevarán a cabo en el hogar. Disponer de una Wallbox hace que sea considerablemente más rápido que con una toma de pared doméstica, pues que la caja de pared permite cargar hasta 22 kW.

Son cifras incluso superiores a los que anuncian los nuevos híbridos enchufables de tercera generación de Mercedes (caso del Mercedes S 560e o el Mercedes GLC Coupe 350 e, por ejemplo) disponen de una velocidad de carga de 7,2 kW. Esto significa que un vehículo de este tipo se puede cargar hasta cuatro veces más rápido con una Wallbox que cuando se carga desde una toma de corriente doméstica.

Las versiones superiores Advanced y Twin inteligentes son aptas para internet, disponen de medidor de electricidad incorporado y permiten el control de acceso mediante RFID (identificación por radiofrecuencia). Esto permite administrar varios vehículos de diferentes usuarios, lo que es especialmente atractivo para flotas, así como para comunidades de oficinas o edificios de departamentos. Además, gracias al intercambio inteligente de la potencia de carga por la gestión de carga local con hasta 14 Wallboxes adicionales, no es necesario, incluso si se instalan varias Wallbox, una costosa actualización de la conexión de la casa existente.

La nueva aplicación web Wallbox permite ajustar el control de carga, administrar de usuarios, conocer estadísticas de carga… de forma muy sencilla desde un teléfono inteligente. También está disponible opcionalmente en Europa un servicio de facturación local para vehículos de la empresa, así como Wallbox Sharing.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta