Allá por 2012 ya hablamos de la estrategia de Tesla en cuanto a la comercialización de sus vehículos. La firma americana siempre ha dejado clara su intención de ‘saltarse’ los concesionarios para llevar a cabo una venta directa y a través de internet. Pero parece que para cumplir ese punto a rajatable se requiere de cierta adaptación. Es por ello que Tesla ha abierto su primera tienda en Madrid, ubicada en la calle Serrano número 3.

Este local desde el que se ve la madrileña Puerta de Alcalá se trata del segundo emplazamiento fijo de Tesla en nuestro país, pues hace apenas un mes abrieron su primera tienda en Barcelona. Y utilizamos el término “tienda” precisamente porque Tesla se quiere desmarcar de todo lo relativo a los concesionarios tradicionales. En primer lugar, en una concesión es gestionada por terceros o franquicias y aquí es Tesla directamente quién gestiona.

Según la marca, este método de venta directa hace que la experiencia del cliente sea más cercana y honesta. Todavía existe cierto desconocimiento alrededor de los coches eléctricos y su uso, por lo que Tesla quiere informar y educar directamente a sus potenciales clientes. No existirán diferencias en los precios de los vehículos como pasa entre concesionarios y el feedback llega con mayor facilidad, cosa que luego puede traducirse en mejoras en forma de actualización.

Pudimos visitar la primera tienda de Tesla en Madrid el día de su inauguración y nos encontramos con un espacio vanguardista que hace gala a la filosofía de la marca. En el centro del local descansaba un Tesla Model X, la falta de espacio hizo que el Tesla Model S tuviera que estar fuera, pero los irán intercambiando e imaginamos que también se podrán intercalar con el Tesla Model 3 o con el Tesla Roadster a su llegada.

En otro espacio adyacente está el Estudio de Diseño, un lugar en el que el cliente podrá configurar su propio vehículo. Un par de ordenadores para llevarlo a cabo y muchas muestras de los distintos colores de carrocerías, tapicerías y acabados; son los protagonistas. La decisión de abrir tiendas en nuestro país viene motivada porque nuestro mercado es bastante tradicional y un porcentaje de los compradores agradecerán vivir la experiencia de forma real y no virtual.

Con las dos tiendas (Madrid y Barcelona), la marca dice no tener intención en abrir más emplazamientos fijos, aunque no destacan alguno móvil o temporal como el que abrieron en Marbella el pasado verano. Aunque todavía queda pendiente la cuestión de los centros de servicio. De momento solo está el de Hospitalet de Llobregat, pero próximamente habrá un nuevo centro en la capital, cuya localización todavía no ha sido desvelada.

La premisa de Tesla es que sus coches pasen lo menos posible por el taller. Les avala la fiabilidad de sus eléctricos y el hecho de que los centros de servicio también pertenecen a la propia marca y no están enfocados como una vía de negocio. En pocas palabras, no buscan sacar beneficios con sus talleres y las tarifas serán decentes y unificadas en todos ellos. Hasta ahora tenían un emplazamiento temporal en Las Rozas.

Con la nueva tienda de Madrid en plena calle Serrano, la marca busca mejorar su visibilidad y la cercanía con el cliente. En la capital ya han ganado bastante popularidad gracias a la flota de Uber. Mientras tanto, la red de Supercargadores sigue en pleno crecimiento en nuestro país con 16 estaciones y próximas aperturas programadas en Madrid, Sevilla y País Vasco. También en la actualidad hay más de 200 puntos de Carga en Destino.

Galería de fotos:

Ver galeria (21 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta