Gracias a Internet, hemos podido ver en directo la presentación del nuevo Audi RS5 Cabrio. Ahora llega el momento de conocer los detalles de la versión descapotable del RS5 Coupe que se ha sacado de la manga la firma de Ingoltadt para poner sobre la mesa uno de los descapotables deportivos más potentes (en todos los sentidos) del mercado.

Empecemos por su motor: Audi monta el mismo propulsor V8 de la versión Coupe, que rinde 450 CV  8.250 rpm con un par máximo de 530 Nm. Como el resto de los modelos RS de Audi, esta potencia se entrega a través de la mítica tracción total quattro (aquí hicimos un repaso a la historia del Audi Quattro y a los 30 años de anuncios de esta tracción), con un reparto de potencia de 40:60 entre el eje delantero y trasero (puede variar cuando sea necesario). El cambio es de doble embrague S-Tronic de siete relaciones.

El V8 FSI que impulsa al Audi RS5 Cabrio

Con este propulsor, el Audi RS5 Cabrio acelera de 0 a 100 km/h en 4.9 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada de 250 km/h, (pero que puede aumentar hasta los 280 km/h). El consumo del RS5 Cabrio no es exagerado para semejantes aptitudes: 10,9 l/100km.

¿Pero qué detalles lo diferencian exteriormente de un A5 Cabrio, o incluso del S5 Cabrio? Como sus hermanos “menores”, mantiene las cuatro plazas pero hay numerosos guiños deportivos: los aletines del paragolpes delantero, bajos laterales y una trasera con un difusor con doble salida de escape ovaladas, a cada extremo. Mide 4.649 mm e largo, 1.860 mm de ancho y 1.380 mm de alto, on una distancia entre ejes de 2.751 mm. Su coeficiente aerodinámico es excelente, de 0.34. La altura respecto al suelo del RS5 Cabriolet es 20 mm inferior respecto al Audi A5 Cabrio y, para los que aún tengan dudas, las llantas de 19 pulgadas y neumáticos 275/30 acaban de delatarlo.

Capota de lona y salidas del doble escape ovaladas

Audi ha apostado por la capota de lona. Se pliega en 15-17 segundos incluso en marcha, si no se superan los 50 km/h. El maletero es más que aceptable para ser un descapotable ya que tiene 380 litros, si bien la capota ocupa 60 cuando está guardada. El Audi RS5 Cabrio podrá elegirse en  ocho colores disponibles con la posibilidad de optar por cuatro colores para la capota: negro, gris, rojo y marrón (y hay un paquete estético en aluminio mate e inserciones en CFRP en el interior).

El interior también rezuma deportividad (con detalles racing como la opción de cronometraje y el termómetro para la temperatura del aceite). Hay disponibles varios acabados, en los que el aluminio se combina con negro en acabado brillante o el carbono. El volante es el típico de Audi, con tres radios y la parte inferior achatada.

Interior del Audi RS5 Cabrio

No faltan los asientos deportivos con regulación electrónica, con tapicería de cuero y alcántara o cuero y napa. Nos ha llamado la atención la indicación que Audi hace en su nota de prensa: llevan una pigmentación especial que reduce la temperatura. Y, por supuesto, llevan inserciones RS que se repiten en las molduras de acceso, el volante o el la palanca del cambio S-Tronic.

Y atención, que a pesar de que no ve venderá hasta la primavera de 2013, ya se ha confirmado su precio en España: 103.360 euros (una diferencia bastante alta respecto al  RS5 Coupe, que cuesta 89.820 euros).

Galería de fotos del nuevo Audi RS5 Cabrio 2013:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta