En otoño llega al mercado el nuevo Peugeot 508 SW Hybrid. Se trata de la versión híbrida enchufable del 508 SW 2019, la versión con carrocería familiar del 508, un sedán que se ha reinterpretado en esta última generación con una apuesta decidida por el diseño y comportamiento dinámico.

Este familiar medio se une a la ofensiva eléctrica de la marca, iniciada por el Peugeot e-208 y que contará también con el e-2008 como representantes en el lado de propulsión 100% eléctrica. Serán los coches algo mayores, más orientados a viajes, donde se apuesta por los híbridos enchufables. A los Peugeot 3008 Hybrid y 508 Hybrid se les une este nuevo modelo.

Respecto al sedán, el Peugeot 508 SW Hybrid ofrece un espacio interior más generoso sin perder el estilo diferenciado respecto a otros familiares medios. La marca indica que la inspiración vino de los shooting brakes combinando “elegancia deportiva y sentido práctico”.

Y ojo, que lo mejor de todo es que la llegada de la hibridación no supone merma en la capacidad de carga, un punto muy a favor del modelo. El maletero del 508 SW Hybrid se mantiene en 530 litros, ya que las baterías se han ubicado bajo la fila de asientos trasera. Son 43 litros más que el sedán (487 litros) y destaca por sus formas regulares y por contar con Magic Flat, el sistema que permite abatir la banqueta trasera y conseguir un espacio totalmente plano, con 1.780 litros de capacidad.

Pero la gran novedad está en el apartado mecánico. El sistema propulsor combina la mecánica gasolina PureTech 180 CV de cuatro cilindros sobrealimentada con un motor eléctrico de 110 CV (80 kW) para ofrecer una potencia combinada máxima de 225 CV.

Las prestaciones son buenas, ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y, de no levantar el pie derecho, alcanzaría los 230 km/h. Pero además del rendimiento, lo mejor de este Peugeot 508 SW Hybrid es su eficiencia. El motor eléctrico se alimenta de una batería de 11,8 kWh de capacidad asegura una autonomía de hasta 40 kilómetros en modo eléctrico. El consumo combinado es de 2,2 l/100 km, con unas emisiones de CO2 de 49 g/km.

A medida que se acerque la fecha de comercialización conoceremos más detalles del equipamiento, la marca ta indica que ofrece numerosas ayudas a la conducción poco habituales como el Night Vision (lo conocimos en la prueba del DS 7 Crossback) , capaz de reconocer animales o personas hasta a 250 metros de distancia. No falta freno de emergencia con detección de peatones y ciclistas a velocidades de hasta 140 hm/h, asistencia de mentenimiento de carril…

Fuente: Peugeot
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta