¿Qué coche nos quedaríamos de todo el Salón de París? A pesar de que ha sido una cita con bajas de fabnricantes notables, ha habido novedades importantes presentadas allí. El BMW Serie 3, el Mercedes Clase B y prototipos muy inetresantes que adelantan modelos de producción, como el Porsche 911 Speedster o el Skoda Vision RS. Pero, nuestro corazón se lo ha llevado el Peugeot e-legend.

Se trata de un prototipo que jamás llegará a la linea de montaje, a no ser que de repente los mandamases de Peugeot lean docenas de artículos como este, miles de comentarios positivos en las redes sociales y revisen los planes de producto de los próximos años.

Por su diseño fiel al pasado

Lo mires por donde lo mires, el Peugeot e-Legend es un vehículo precioso. La carrocería gris (con unos toques sutiles de color champán) hace un guiño a uno de los coupés históricos de la firma gala, el 504 Coupé, un vehículo tan sugerente que mucho comparaban su “mirada” con los ojos de Sophia Loren. La marca asegura que sus tonos quieren recordar a un frasco de perfume, pues varía en función de cómo le de la luz.

Con una silueta alargada, mide 4.650 de longitud (sería un rival de modelos como el A5 Coupé, para que te hagas una idea). Otras cotas son los 1.930 mm de anchura o los 1.370 mm de alto. La distancia entre ejes es de 2.690 mm.

Nos gusta también el diseño de los faros, con una firma visual que imita a tres garras y dos módulos dobles. Bajo ellos se han ubicado toda la tecnología para las funciones de ayuda a la conducción. La forma de encajar el frontal en las aletas es algo que deseamos ver en algún modelo de producción (mejor mañana mismo). Nos cuenta la marca que la moldura de aluminio negro se ha inspirado en aqeullos paragolpes de antaño, de acero inoxidable cromado.

Las tres garras también se ven en la zaga (la luz de freno cubre la parte superior de la luneta en toda su anchura).  Y visto desde el lateral, llaman la atención los tres volúmenes bien diferenciados, la delicadeza de los pasos de rueda esculpido, el arco de metal que rodea las ventanillas… disimulando bien la tecnología que oculta, como el mando de apertura táctil de las puertas, dentro de la ventanilla de custodia.

Por su tren motriz atrevido

Estética retro… pero un corazón mecánico a la última. El encargado de propulsar este concept es un motor eléctrico de nada menos de 462 CV, capaz de llevar al Peugeot e-Legend hasta los 100 km/h desde parado en menos de 4 segundos con su tracción a las cuatro ruedas y alcanzar los 220 km/h. Sí, un coche eléctrico del que es fácil enamorarse… y que además es útil, ya que con una batería de 100 kWh tendría una autonomía de 600 km según las mediciones del ciclo WLTP.

Para facilitar el “repostaje”, puede recargarse por inducción y, según la marca, en un puesto de recarga rápida podría recuperar 500 km de autonomía en 25 minutos.

Por su interior

El habitáculo es luminoso y elegante. Hay mucha tecnología, compensada con materiales cálidos, como el terciopelo de seda, con una trama exclusiva para el Peugeot e-Legend Concept, con un hilo brillante. La madera de nogal, que también están en las entradas de las puertas (de bosques sostenibles) recuerdan a los muebles de los años 60 y es algo que recuerda a los salpicaderos de los acabados GT de los Peugeot 3008, 5008 y 508.

Por sus 16 pantallas (y sonido)

Por el habitáculo se reparten nada menos que 16 pantallas. Hay una curva de 49 pulgadas en el salpicadero, dos de 29 pulgadas en las puertas y dos de 12 pulgadas en los parasoles, además de otra de 6 pulgadas en la consola central. De las otras nueve, no sabemos donde están

Cuenta con un sistema de reconocimiento de órdenes por voz desarrollado por Soundhound que se incorpora a los futuros modelos de la firma en un par de años. Es capaz de entender 17 idiomas y con la arquitectura acústica Focal puede recibir de manera individual el sonido (algo que ya estudia Kia), de manera que el conductor escuche el teléfono o el navegador, por ejemplo, y el resto de ocupantes, cada uno su música.

Porque no se olvida del conductor

El Peugeot e-Legend Concept ofrece cuatro modos de conducción, dependiendo de las condiciones del tráfico o del estado de ánimo del conductor:

Dos modos autónomos:

  • Soft: Da prioridad al confort de los ocupantes. La información que se proyecta en las pantallas y paneles digitales se reduce al mínimo.
  • Sharp: Configuración precisa y dinámica del vehículo. Máxima posibilidad de conexión a actividades digitales.

La configuración interior del Peugeot e-Legend Concept se adapta perfectamente al modo autónomo:

  • Gracias a la tecnología de dirección by wire, el volante se oculta bajo el salpicadero para despejar la pantalla de 49 pulgadas. Los mandos principales siguen accesibles en la consola
  • Los asientos delanteros se inclinan, los apoyabrazos se despliegan automáticamente, liberando un amplio compartimento portaobjetos y una zona de recarga por inducción para el smartphone.

Dos modos manuales:

  • Legend: con inspiración vintage, rinde homenaje a los tres indicadores del Peugeot 504 Coupé. Los toques de madera del salpicadero aparecen en todas las pantallas.
  • Boost: conducción dinámica y estimulante. Inmersión de 180º con proyección de la carretera en una gran pantalla.

Fuente: Peugeot
Galería de fotos:

Ver galeria (50 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta