Ya habíamos habaldo alguna vez de una posible división de los coches en categorías según sus emisiones contaminantes y de las pegatinas identificativas. El Plan nacional de calidad del aire propone dividir los coches en tres categorías: Las pegatinas verdes identificarán a los menos contaminantes, las amarillas a los intemedios y las rojas a los más perjudiciales para el medio ambiente.

Según el Plan, esta división será clave a la hora de crear Zonas urbanas de atmósfera protegida (ZUAP). En ellas podrá limitarse el acceso permanente de los vehículos más contaminantes. La Organización Mundial de la Salud ha alertado sobre los riesgos sanitarios de la contaminación atmosférica. El aire que respiramos en España ha mejorado, pero existen porblemas en las grandes áreas metropolitanasdonde se supera a menudo el límite máximo de dióxido de nitrógeno, que sobre todo producen los coches diésel.

La mala calidad del aire que causa, en todo el mundo, dos millones de muertes al año y en España se acerca a las 20.000. Y es que, según los expertos, un vehículo diésel contamina diez veces más que uno de gasolina (datos que maneja el Ministerio de Medio Ambiente desde hace tiempo)

¿Cuáles serán esas ZUAP? Serán los municipios quienes decidan quién accede a las mismas. El Plan contempla además poder restringir la velocidad o cualquier otra medida en casos puntuales de episodios agudos de contaminación. Eso sí, se asegura que el Plan no tiene vocación fiscal y no tiene dotación presupuestaria.

Este plan no tiene vocación fiscal y no llevará aparejado ningún tipo de dotación presupuestaria, una de las peticiones más comunes desde las administraciones autonómicas y municipales.

Una de las medidas que ha desaparecido con respecto a borradores anteriores es la propuesta de instaurar peajes urbanos, una medida que ha resultado muy eficaz en las distintas ciudades que lo han puesto en práctica. Tampoco se marcan objetivos para las partículas finas PM 2,5: los límites no son obligatorios hasta 2015 (a pesar de ser uno de los principales contaminantes).

Aunque el Plan era necesario, en nuestra opinión, hay medidas que no se llevarán a la práctica:  dependen de departamentos diferentes. Aunque se plantean limitar la velocidad en áreas metroplitanas, por ejemplo, la Generalitat de Catalunya caba prácticamente de abolir esta misma medida depués de tres años aplicándola.

Las ZUAP estaban contempladas ya en la Estrategia de Calidad del Aire de Madrid (2006). Se pospuso en varias ocasiones y nunca llagó a aplicarse. En parte es lógico. Con un parque automovilístico en el que la mayoría los coches son diésel, hoy en día supodría restringir el acceso a esas zonas a más del 70% de los coches. Este tipo de medidas han de venir acompañadas de otras que fomenten la renovación del parque automovilístico español (el segundo más antiguo de Europa) y hacerse progresivamente para que los sectores de la sociedad menos pudientes no se vean perjudicado.

Fuentes: Ecologistas en acción, Ministerio de Medio Ambiente.
Más información: Documental El aire que respiramos, de Informe Semanal.

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta