Llegan tiempos de cambio para Mini. El 18 de noviembre (107 aniversario del nacimiento de Sir Alec Issigonis) se presentará oficialmente la nueva generación, la F56, cazada ya por numerosos medios y cuya línea ya adelantó la marca por medio del Mini Vision Concept .

Pero ese lanzamiento de la renovación del Mini no será un punto de llegada, sino de partida. Según comentan en Car Sales, los planes de la marca inglesa propiedad de BMW es lanzar una avalancha de nuevos modelos en los próximos seis años. Y de todos los rumores que suenan, uno se repite insistentemente: los Mini Roadster (que probamos) y Mini Coupe por un nuevo deportivo de tracción delantera, que se ofrecerá con capota blanda (como en la recreación que ves) o con techo duro.

MINI_Roadster_22
Mini Cabrio y Mini Roadster

Este nuevo deportivo descapotable más agresivo sería más independiente del resto de la gama Mini y lucharía por destronar al Mazda MX-5, el roadster biplaza más vendido del mundo y que probamos hace unos años. Lo que sí recibiría son algunos rasgos de estilo de la nueva gama, como los faros redondos con anillos LED, luces traseras más grandes y curvas musculares en los flancos.

Algunas de las especulaciones llegan incluso a decir que deberían llegar a la venta a finales de 2015 o en 2016 y que sus códigos internos serían Mini F58 (techo duro) y Mini F59 (capota de tela).

Mecánicamente llegará con el motor de tres cilindros de 1.5 litros gasolina y diésel)… aunque las que lucirán espectacular serían las versiones Cooper S y John Cooper Works, impulsadas por un nuevo motor turbo de 2.0 litros que podrían superar los 200 CV.

MINI_Coupe_001
Mini Coupe

¿Pero tiene sentido cambiar dos modelos por uno solo? Desde AutoExpress (avisamos de que no es una fuente infalible, ni mucho menos), aseguran que fuentes de BMW dicen “estar contentas” con el 15-20% del mercado que cada vehículo logra en su clase. Eso sí, los mercados no son capaces de absorver más de 15.000 unidades de ambos a nivel mundial cada año.

Sería esa cifra tan baja la que empujaría a vender un nuevo modelo. Diferente, pero reconocible como MINi. De este modo la marca mantendría al Mini Cabrio en su catálogo y, este nuevo descapotable biplaza que pasaría a competir con los futuros Mazda MX-5 y Alfa Romeo Spider.

De todos modos, antes debemos esperar a que llegue el Mini “normal” (el 18 de noviembre, como decíamos), con esos nuevos motores de tres cilindros (salvo los Cooper S, JCW y SD). Después se rumorea  con la llegada de un Mini de cinco puertas, que pasaría a ser el modelo más popular de la gama. Luego sería el turno de este nuevo modelo… que según AutoExpress podría compartir plataforma con un posible BMW Z2 en 2016, por debajo del actual Z4. Seguiremos informando

Fuente: Car Sales
Foto: Poblete (Auto Express)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta