Con una producción limitada a tan sólo 1.500 unidades, todas ellas numeradas y con placa identificativa de su orden en la serie, llegan los Volvo S60 y V60 Polestar, desarrolladas conjuntamente por los ingenieros de la submarca deportiva y de Cyan Racing (colaborador habitual de Volvo en actividades de Automovilismo) a partir de conocimientos y datos obtenidos por la participación de la marca sueca en el Campeonato del Mundo de Turismos (WTCC).

Las mejoras introducidas han ido especialmente encaminadas a beneficiar una reducción de pesos y a mejorar la aerodinámica de ambos modelos. Para aligerar peso, Volvo ha recurrido a materiales como la fibra de carbono ligera y materiales plásticos CFRP para elaborar distintos componentes, como los nuevos deflectores frontal y laterales, el nuevo spoiler trasero de mayor tamaño o las nuevas carcasas protectoras de los espejos retrovisores. Gracias a los cambios introducidos en estos campos, Volvo reconoce haber mejorado la carga aerodinámica en un 30%, con la consiguiente mejora en el rendimiento que ello produce. La gran mayoría de estos componentes fueron desarrollados y probados en los recientes test de Polestar Cyan Racing en el Nordschleiffe del circuito de Nürburgring, donde el Polestar S60 registró el récord en la categoría de berlinas cuatro puertas con preparación de serie.

“Las mejoras aerodinámicas, combinadas con otros cambios pequeños pero igualmente importantes, mejoran aún más nuestra filosofía básica de un coche prestacional pensado para su uso en todo tipo de caminos y condiciones, al que hemos transferido tanto la tecnología como todo lo aprendido en la pista a estas versiones para uso en carretera”, afirmó Jörgen Ronstad, vicepresidente de Estrategia y Producto de Polestar.

Visualmente, los nuevos S60 y V60 Polestar también añaden nuevas llantas de aleación de diseño pulido y adiamantado y el característico color azul metálico de acabado exterior que todos los modelos deportivos de Polestar ofrecen. En el interior, adoptan nuevas tapicerías con las costuras de contraste rematadas con hilo de color azul e identificadas con el bordado de la palabra Polestar en los asientos.

Además de estos cambios, también se han introducido otros 250 nuevos componentes frente a los que ofrecen las berlinas convencionales de serie de los Volvo S60 y V60. Entre ellos destaca la adopción del nuevo sistema de amortiguación variable Öhlins, pinzas de freno Brembo de seis pistones y unos nuevos discos de freno de mayores dimensiones (371 mm).

Las berlinas están dotadas con el motor E-Drive de 367 CV (270 kW) que entrega un par máximo de 470 Nm entre 3.100 y 5.100 rpm. Se trata de una mecánica gasolina de cuatro cilindros en línea sobrealimentada que cuenta con un turbo de mayor capacidad en la que Polestar ha introducido importantes refuerzos en distintas partes de la estructura del bloque motor y el árbol de levas, y una bomba de combustible y filtro de aire de mayor capacidad, así como un de un nuevo sistema de escape activo.

La transmisión también es nueva. Incorpora una caja de cambios Borg Warner Geartronic de ocho velocidades con levas tras el volante,  que ha sido especialmente calibrada por los técnicos de Polestar para obtener una distribución más dinámica del par al eje trasero, así como unas transiciones más rápidas de una marcha a otra. El sistema de control de estabilidad también ha sido adaptado a las nuevas entregas de potencia de la mecánica.

Los nuevos S60 y V60 son los primeros modelos que lanza Polestar después del anuncio que Volvo realizó durante el pasado mes de julio anunciando la transformación de Polestar en una marca independiente dentro de su grupo automovilístico y orientándola a la producción de además de sus habituales series especiales derivadas de los productos Volvo, a la creación de vehículos eléctricos e híbridos que llegarán al mercado a partir de 2019.

Fuente – Volvo

Vía – Newspress

Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta