Logo de Noticias Coches
Porsche-550-Spyder-Barn-Find-1
Luis Ramos Penabad

Y de repente, en el garaje del abuelo hay un coche de dos millones de euros

Imagina abrir un garaje, en la campiña suiza, y encontrarte con un Porsche 550 Spyder de 1956 que lleva 35 años aparcado allí. Sí, uno de los Porsche de competición más míticos… y uno de los que alcanzan un mayor valor.  Sobre todo si, como es este caso, fue conducido por varios pilotos de carreras suizos conocidos, incluidos Rita Rampinelli, Heinz Schiller y el as de Fórmula 1 Jo Siffert.

El Porsche 550 Spyder se introdujo en 1953 y se vendió durante apenas tres años, con solo 90 ejemplares producidos en total. Si los precios de los coches de más de 15 años en España suben, imagina un modelo como este. Sus precios han estado aumentando constantemente en los últimos años, hasta el punto de que un 550A de 1958 se vendió por 5,17 millones de dólares en 2018.

A diferencia del Porsche 356 (primer Porsche de producción con motor trasero, como el Porsche 911), el Porsche 550 tiene un motor central, ubicado en la parte trasera, pero algo más adelantado que el eje trasero. Diseñado para ser lo más bajo y aerodinámico posible, acumuló muchas victorias en carreras de su época. Se hizo famoso por ser el coche que conducía James Dean en septiembre de 1955 antes de su muerte.

El 550 Spyder estaba propulsado por el legendario motor Porsche Carrera de cuatro cilindros, con árboles de levas en cabeza accionados por doble eje por banco, doble encendido, lubricación por cárter seco, con una cilindrada de 1498 cc y 110 CV de potencia.

Esta unidad comenzó como un 550 estándar, luego se actualizó con un nuevo motor de fábrica y una carrocería RS60 en la década de 1960 para seguir siendo competitivo ante coches más modernos. Lo era. Destaca su marco tubular de acero soldado plano, sobre la que colocaron una carrocería de aluminio liviana y muy baja. Así ganó en su clase en las 24 Horas de Le Mans, la Carrera Panamericana, la Carrera Nurburgring Eifel, la Targa Florio…

El modelo que acaba de salir a la luz, este Porsche 550 Spyder de 1956, se usó originalmente como promoción. En Porsche querían mostrar la amplia gama de opciones de color disponibles para el modelo. Cuando salió de fábrica estaba acabado en rojo con detalles blancos. Su primera propietaria fue Rita Rampinelli, una prestigiosa piloto de carreras suiza que compitió con el Spyder en época. Más tarde, el automóvil se vendió al también piloto de carreras suizo Heinz Schiller, quien compitió en el automóvil en Suiza y en circuitos notables como Monza y Avus.

Más tarde, el automóvil sería comprado por Edouard Margairaz, quien compitió con el automóvil en carreras suizas de montaña. Más adelante en su vida, el automóvil también pertenecería al ganador del Gran Premio de Suiza y piloto de Fórmula 1, Jo Siffert.

En algún momento de la década de 1960, a este automóvil se le quitó la carrocería y el motor originales, se instaló una carrocería Porsche RS60 junto con un nuevo motor de fábrica. Por razones desconocidas, terminó almacenada en un granero suizo donde permaneció desde la década de 1980 hasta la actualidad, más de 35 años.

Muy probablemente, el automóvil llegará a un nuevo propietario el 6 de septiembre. Ese día se subasta en Londres, en el prestigioso Concours of Elegance en Hampton Court Palace. Se espera que alcance un precio entre 1,5 y 2,1 millones de dólares.

Fuente: Gooding and Company

Galería de fotos:

  • coches clásicos
  • Porsche
  • subastas de coches