Desde su lanzamiento en 2010, equipos de todo el mundo han tenido un éxito tras otro con el Porsche 911 GT3 R. En el año 2012, estos equipos han participado en 131 carreras de la categoría GT3 con este vehículo de 500 CV basado en el Gran Turismo de serie, de las cuales han ganado 41 y se han llevado el título en numerosos campeonatos.

Para 2013 Porsche Motorsport ha modificado la aerodinámica. Los paneles de los paragolpes delanteros, las aletas, los perfiles que cubren el umbral del habitáculo, el panel trasero y los bajos de la carrocería, junto con el difusor posterior, han sido afinados en el túnel de viento. El alerón trasero ha sido alargado a lo ancho del coche y reposicionado para trabajar de forma óptima con la rediseñada carrocería.

El resultado es un coche mucho más musculoso que el anterior, con un aspecto realmente amenazador. La nueva aerodinámica genera bastante más carga vertical, lo que permite afrontar las curvas rápidas a más velocidad y retrasar los puntos de frenada. La mayor anchura de los ejes y los neumáticos adaptados a ellos mejoran la tracción.

La suspensión también ha experimentado cambios. Las vías tanto del eje delantero como del posterior han crecido 50 milímetros. La anchura de las llantas delanteras es ahora de doce pulgadas en lugar de las 10,9 que tenían antes. La distancia entre ejes del último 911 GT3 R aumenta en diez milímetros.

Como su predecesor, el eficiente motor bóxer de seis cilindros y cuatro litros tiene una potencia de 500 CV, que van directos al eje trasero. La caja de cambios secuencial Porsche de seis velocidades y dientes rectos se acciona mediante un sistema neumático a través de las levas del volante. Según la marca, esta solución técnica permite cambios de marcha muy suaves y rápidos, se gana en seguridad y se cuida la mecánica.

Recordemos que la base de este Porsche de carreras es el Porsche 911 997, no el actual a la venta, el 911 2012. Hasta la próxima temporada no verá la luz el Porsche 991 GT3 R basado en la actual generación, aunque ya está entre nosotros el Porsche 911 GT3 de calle y el Porsche GT3 Cup, destinado a la copa monomarca.

Un conjunto de sistemas electrónicos de ayuda a la conducción adoptados de su antecesor contribuyen a lograr vueltas rápidas y seguras. El acelerador electrónico cuenta con una función de corte automático en el momento del cambio de marcha.

La electrónica de la caja de cambios se ocupa del salto entre una y otra marcha e impide que el motor se pase de vueltas. Gracias a un control de tracción y a un ABS de competición especialmente calibrados, el 911 GT3 R puede ser controlado con facilidad, tanto en frenada como en aceleración.

Mediante un kit de conversión que ofrece Porsche, se pueden transformar los GT3 R de otros años a las especificaciones 2013. El kit está disponible en Porsche Motorsport, por un precio de 45.500 euros, sin impuestos.

Galería de fotos del Porsche 911 GT3 R 997 2013:

Ver galeria (13 fotos)

Fuente: Porsche Motorsport

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta