Logo de Noticias Coches
Porsche 911 GT3 Touring 992 – 10
Mario Nogales

Porsche 911 GT3 Touring (992): sin alerón, pero con la misma pureza y el cambio manual

La denominación Touring apareció por primera vez en Porsche en 1973. Sirvió para nombrar a una variante de equipamiento del 911 Carrera RS que ofrecía un diseño purista y elementos clásicos en su interior. Este enfoque fue recuperado en 2017 por el 911 GT3 de generación 991 y, dada la buena acogida que tuvo, solo era cuestión de tiempo que llegase al modelo actual. Por fin debuta el Porsche 911 GT3 Touring (992), que se trata del ejemplar más indicado para los que busquen disfrutar de la conducción al estilo tradicional y sin llamar la atención.

Lo de pasar un poco más desapercibidos se debe a que con este pack Touring pierde aquel alerón tan característico del Porsche 911 GT3. A pesar de ello, no hay que preocuparse por la carga aerodinámica, pues hay un alerón retráctil que se despliega a altas velocidades. Con este paquete de equipamiento, el exterior recibe molduras de aluminio anodizado en el exterior, el frontal va pintado del color de la carrocería y cuenta con el emblema «GT3 Touring» sobre la parrilla del capó trasero.

Como ya dijimos al principio, el interior de un Porsche 911 GT3 Touring tiene que ser elegante y tener toques clásicos. Por eso se viste con una tapicería de cuero negro exclusiva que se extiende por el volante, la palanca del cambio, la consola central, los apoyabrazos o los tiradores de las puertas. También está presente parcialmente, junto con la tela, en los asientos deportivos con el escudo de la marca en relieve. Introduce detalles como las molduras decorativas en aluminio negro cepillado o el relieve en los paneles interiores de las puertas.

Por suerte, lo que no cambia en absoluto es su mecánica. El Porsche 911 GT3 Touring (992) monta el mismo motor bóxer atmosférico de seis cilindros y 4.0 litros derivado de la competición. Desarrolla los mismos 510 CV y 470 Nm de par, con esa capacidad de llegar hasta las 9.000 rpm. Otra buena noticia es que con el pack Touring viene de serie la caja de cambios manual de seis velocidades, siempre con la opción de montar la transmisión automática PDK de siete relaciones para quien lo prefiera. Las prestaciones serán las mismas que en el 911 GT3 sin el paquete.

Se espera que el comportamiento sea muy destacado y purista. Porque hay que añadir que este Porsche 911 GT3 Touring (992) mantiene el mismo peso de 1.418 kg en la versión manual y llega a los 1.435 kg con el cambio automático. Eso es posible gracias a elementos ligeros como el capó de CFRP, las ventanillas de cristal ligero, las llantas forjadas o el sistema de escape liviano. Como otros modelos de la gama, puede montar el pack Chrono y otros equipamientos opcionales como los faros Porsche Dynamic Light System Plus, los frenos cerámicos PCCB u otras variantes de asientos.

Además, los compradores que elijan este pack Touring podrán llevarse también un cronógrafo especial hecho por Porsche Design que está disponible en seis versiones para ir a juego con el coche. En nuestro país, el Porsche 911 GT3 Touring (992) tiene un precio de partida de 196.081 euros.

Galería de fotos:

  • deportivo
  • Porsche
  • Porsche 911