La primera vez que se habló de Porsche haciendo un todoterreno pareció una auténtica locura. El éxito comercial del Cayenne ha hecho que entendamos la decisión, pues la marca no estaría donde está hoy de no haberlo lanzado. Después ha seguido con la locura aumentando la gama SUV con el Porsche Macan. La última del fabricante de Stuttgart es el lanzamiento de su primer eléctrico, el Taycan, que llegará al mercado a finales de este mismo año.

Pero la ofensiva de eléctricos no se detendrá ahí, poco después llegará el llamativo Taycan Cross Turismo y posteriormente un modelo de mayor calado a nivel comercial. Se ha confirmado que habrá un Porsche Macan eléctrico, algo que se hará realidad con la llegada de la próxima generación del SUV. Se estima que para 2022 ya podría estar presente en nuestras carreteras. De esta forma se confirma la fuerte apuesta de Porsche por la movilidad eléctrica.

Los de Stuttgart van a invertir más de 6.000 millones de euros en los próximos tres años y con ello pretenden que la mitad de sus modelos puedan tener un sistema de propulsión eléctrico. No se despedirán por completo de la gasolina (como sí hicieron con el diésel), sino que la mantendrán de manera optimizada al mismo tiempo que se van sumando a la gama versiones híbridas enchufables y también eléctricas.

Esta transición paulatina hacia un futuro eléctrico viene de lejos. Como anécdota, la decisión de tener un Macan con este sistema de propulsión ya se había tomado en julio de 2018. La planta de Leipzig (Alemania) será una de las que reciban la inversión y adaptará sus líneas de producción para que puedan montar la nueva plataforma Porsche PPE (Premium Platform Electric), desarrollada en colaboración con Audi. También el sistema de 800 voltios que recibirán los Taycan en la planta de Zuffenhausen (Alemania).

Fuente: Porsche

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta