Era un secreto a voces que Porsche tenía pensado lanzar un vehículo 100% eléctrico al mercado. Ahora sabemos su nombre definitivo: Porsche Taycan y, como era de esperar, se basará en el prototipo Porsche Mission E. Qué mejor forma de celebrar los 70 años con un vehículo con un nuevo sistema de propulsión, que pretende llevar la marca hacia el futuro.

Aunque en un principio el nombre de Taycan puede parecer que carece de significado, sí lo tiene. Designa a un “caballo joven enérgico” y la marca de Stuttgart lo ha elegido en recuerdo al corcel que levanta sus patas delanteras en el centro del escudo de Porsche desde 1952.

Los nombres de los vehículos de Porsche están relacionados con sus características. El Boxster, por ejemplo, describe la combinación del motor boxer y el diseño roadster; Cayenne denota fiereza, el Cayman es incisivo y ágil, y el Panamera da a entender que es más que un Gran Turismo estándar, que es lo que le permitió ganar la Carrera Panamericana de larga distancia. El Macan deriva de la palabra indonesia para tigre.

 

 

¿Qué podemos esperar del coche de producción?

“Nuestro nuevo coche deportivo eléctrico será potente y fiable y confiable; es un vehículo que puede cubrir consistentemente largas distancias y que personifica la libertad”, explica Oliver Blume, presidente ejecutivo de Porsche AG, en la ceremonia de 70 años de autos deportivos“.

La producción comenzará en 2019 y mantendrá el esquema visto en el Mission E, dos motores eléctricos síncronos con más de 600 CV (440 kW), con los que acelerará de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y a 200 km/h en menos de 12 segundos. La autonomía, según el ciclo NEDC, será superior a los 500 km.

Este potro será el pistoletazo de salida de la estrategia eléctrica de la compañía. Planean invertir más de 6.000 millones de euros en electromovilidad hasta 2022, duplicando el gasto que la compañía había planeado originalmente.

De los 3.000 millones de euros adicionales, 500 millones de euros se utilizarán para el desarrollo de variantes y derivados de Taycan (apostamos por el Mission E Sport Turismo), otros 1.000 millones para electrificación e hibridación de la gama de productos existentes, varios cientos de millones para aumentar la capacidad de producción (la producción del Taycan creará unos 1.200 empelos solo en Zuffenhausen) y alrededor de 700 millones de euros para nuevas tecnologías, infraestructura de carga y movilidad inteligente.

Fuente: Porsche AG

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta