La idea del coche solar viene de lejos. Ya en 1955 aparecía el Sunmobile, un prototipo que quería aprovechar la energía del sol para generar la electricidad suficiente para moverse. Ha pasado mucho tiempo desde eso y no ha habido demasiada innovación en ese campo. Aunque recientemente hemos podido ver que marcas como Hyundai o Toyota están trabajando en ello. Incluso este mismo año ha sido presentado el Lightyear One que parece listo para la producción.

Y precisamente en España ya tenemos un vehículo con esta tecnología rodando por las carreteras. Es precisamente un Toyota Prius Prime, la versión híbrida enchufable que no está a la venta en nuestro país. Pero la empresa Cubierta Solar, especializada en energía solar, consiguieron adquirir una unidad y adaptarla con todo lo necesario para que pudiera aprovechar esta energía renovable. Se sigue el mismo esquema que el modelo experimental y los resultados son bastante sorprendentes.

Aunque en el proyecto el Prius Prime llevaba paneles solares en el capó, el techo y parte de la zaga; en el ejemplar de Cubierta Solar se han limitado a instalar las placas fotovoltaicas en el techo. El modelo cuenta con sistema de propulsión híbrido enchufable formado por una mecánica de gasolina de 1.8 litros y un pequeño motor eléctrico. Se completa con una batería de 8,8 kWh de capacidad que se carga en cualquier enchufe doméstico o en una toma rápida. Aunque con este sistema también se podrá recargar con la ayuda del sol.

Los paneles solares del techo del Toyota Prius Prime son capaces de captar energía tanto cuando está aparcado como cuando está en marcha. Los primeros informes dicen que es capaz de conseguir unos 2.000 kilómetros de autonomía adicionales al año, algo más de 6 kilómetros al día, gracias a la acción del sol. Supone un 10 % más de autonomía que el modelo de serie, lo que se nota en los recorridos y también en los gastos de recarga. Parece que podría ser una medida interesante para los vehículos de este tipo.

Además, en Cubierta Solar han querido aportar otros datos igual de llamativos. Su coche fotovoltaico es capaz de recorrer unos 50 kilómetros en modo eléctricos, por lo que cifran un coste de apenas 50 céntimos por cada 100 kilómetros. Si se saca todo el potencial del sistema híbrido enchufable, homologa un consumo de 1 l/100km, mientras que su autonomía total asciende a 1.300 kilómetros (incluyendo gasolina y electricidad apoyada por el sol). En ese modo mixto homologa unas emisiones de CO2 de 22 g/km y podría generar un ahorro de hasta 2,2 kilos de CO2 cada 100 kilómetros de circulación.

Fuente: Cubierta Solar

1 COMENTARIO

Deja una respuesta