Uno de los mayores impedimentos a la hora de comprar un vehículo eléctrico en nuestro país es la infraestructura. Todavía no hay demasiados puntos de recarga y, aunque agentes como Endesa o Iberdrola están trabajando para mejorar en este aspecto, todavía queda mucho por hacer. Mientras tanto, en otros lugares van más avanzados y en Reino Unido ya hay más estaciones de recarga para eléctricos que gasolineras. Ese hito ya había sido logrado por Japón allá por 2015.

Los datos han sido recabados por Nissan, una de las marcas más interesadas en el crecimiento del coche eléctrico. El Nissan Leaf lleva prácticamente desde su lanzamiento en 2010 colocado entre los modelos más vendidos del segmento y parece que eso va a seguir. También le ayuda que en Reino Unido se haya alcanzado las 9.300 estaciones de recarga para coches eléctricos frente a las 8.400 gasolineras que hay.

Hay que destacar que cada uno de esos puntos puede contar con más de una toma, de hecho en Reino Unido superan ya los 25.000 cargadores. Cabe destacar que el 17 % de los lugares de recarga (1.600 de ellos) cuentan con tomas rápidas que permiten que el vehículo alcance el 80 % de su autonomía en menos de una hora. Eso es gracias a que la mayoría de estaciones de servicio de Reino Unido han ido instalando puntos de recarga, algo que también es obligatorio en España por ley.

En todo caso, llama la atención la tendencia que han seguido las gasolineras en el último siglo. Tomando el ejemplo de Reino Unido, se llegó a un máximo por encima de las 37.000 estaciones de servicio en los años 70. Pero desde entonces la cifra ha ido decreciendo hasta las 8.400 actuales y parece que seguirá esa línea. En España actualmente tenemos unas 11.600 estaciones de servicio, mientras que apenas llegamos a los 4.700 puntos de recarga

Una de las claves para que en Reino Unido haya ya más estaciones de recarga de eléctricos que gasolineras ha sido la creación de una zona de bajas emisiones en el centro de Londres. A pesar de ser similar a Madrid Central, allí se ha apostado por la instalación de más cargadores para favorecer la compra de eléctricos, algo que aquí no se ha dejado notar en demasía. También se está favoreciendo la instalación de puntos privados en viviendas nuevas.

Eso se ha traducido en que en este mes haya aumentado la demanda de eléctricos en un 158,1 % respecto al mismo periodo de 2018. Los datos en España no es que se alejen demasiado, pero la infraestructura sigue claramente por detrás. Veremos si en los próximos años se sigue avanzando en esta materia pendiente.

Fuente: Nissan

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta