El Lancia Aurelia es una de esas joyas que provienen de la época dorada de la marca italiana ya desaparecida. Un turismo que ha pasado a la historia por ser el primer coche de producción en llevar un motor V6 (diseñado por Francesco de Virgilio). Esta configuración tan habitual en la actualidad supuso un avance técnico en el año 1950. Pero hoy nos vamos a centrar en este Lancia Aurelia B20GT de 1953 que acaba de ser restaurado.

Se trata de la carrocería coupé correspondiente a la Serie III, un modelo del que solamente se hicieron 720 unidades. Una de ellas llegó a manos de Thornley Kelham, un especialista en restauración de vehículos clásicos. A pesar de presentarse en un estado lamentable de conservación, la empresa británica quiso obrar su magia. Lo cierto es que ya tenían experiencia con otros Lancia Aurelia, aunque éste suponía un reto especial por sus circunstancias.

El Lancia Aurelia B20GT protagonista de esta historia fue encontrado en Estados Unidos completamente oxidado, con partes tan afectadas que se llegó a dudar de la viabilidad de la restauración. Necesitaba todo tipo de refuerzos en el chasis antes de ponerse manos a la obra, pues la estructura no aguantaría. Fue un proceso lento pero se consiguió, muchas partes tuvieron que fabricarse de nuevo siguiendo el proceso original.

Los paneles de la carrocería fueron sustituidos y en el interior se tuvieron que rehacer sus asientos, que lucen una tapicería recién estrenada. El motor V6, que aumentaba su cilindrada hasta los 2.451 cc en la Serie III también tuvo que ser reconstruido por completo y ahora monta doble carburador Nardi. Todo el proceso de restauración ha durado nada menos que dos años y medio. Parece ser que ha merecido la pena.

Ahora este flamante Lancia Aurelia B20GT va a ser estrenado en la Mille Miglia, el rally para coches clásicos por excelencia. Su propietario ya lo ha estado probando y lleva más de 800 kilómetros sin problemas. Además, la gente de Thornley Kelham le proporcionará el soporte necesario durante la carrera. Todo cuidado es poco para este ejemplar de gran belleza, que tuvo una aparición en las Aventuras de Tintín (en El Asunto Tornasol).

Fuente: Thornley Kelham

Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta