Por aquí hablamos mucho de coches autónomos, una de las tendencias en la que los fabricantes intentan avanzar de cara al futuro. Pero parece que no se limitará únicamente a los turismos que pueblan las carreteras, sino también a los vehículos industriales y a los de transporte. Ya hemos podido ver como Volvo ha avanzado en este ámbito con un camión de la basura, otros para minas e incluso un prototipo muy llamativo llamado Vera. Pero ahora le toca el turno al Scania AXL.

Se trata del primer camión autónomo que desarrolla la marca propiedad del Grupo Volkswagen y pretende marcar un antes y un después. Hay que decir que todavía se trata de un prototipo y que su característica más destacada es la completa ausencia de cabina. Se trata de un modelo puramente industrial, con una gran superficie de carga, que ha sido concebido para entornos favorables y limitados como podría ser una mina o una construcción de grandes dimensiones.

El Scania AXL permite que la compañía muestre hasta dónde son capaces de llegar con su tecnología. Hay que decir que ya habían experimentado con la conducción autónoma, aunque hasta ahora siempre había sido con un conductor de seguridad en la cabina para poder intervenir si fuera necesario. Ahora ya se prescinde por completo de ese espacio para que vaya un humano y será la máquina la que se encargue de toda la conducción.

En Scania han destacado la importancia del software para esta tarea, ya que la clave es diseñar un entorno de control inteligente en el que el camión pueda desenvolverse. En las minas, por ejemplo, es sencillo automatizar las operaciones al ser un circuito cerrado. Aunque se trata de un ejercicio de diseño y tecnología, el Scania AXL cuenta con un motor de combustión tradicional (alimentado por biocombustible, eso sí). Veremos sí este ejemplar llega a producción en un futuro o si se queda en un mero prototipo.

Fuente: Scania

Galería de fotos:

Ver galeria (23 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta