Seat sigue dando pasos adelante hacia una nueva fase tecnológica en su amplia gama: la introducción de los modelos híbridos. Uno de los primeros podría ser el Seat León Verde que se presentó el mes pasado como prototipo resultado del proyecto Cenit Verde, un consorcio de empresas liderado por el Grupo Volkswagen.

Este Seat León Verde es un híbrido enchufable que combina un motor eléctrico de 75 kW (100 CV) y uno térmico turboalimentado de 1.4 litros 120 CV (90 kW), asociados a un cambio automático de seis velocidades adaptado y optimizado para el funcionamiento híbrido. Con estos grupos propulsores y una batería de 8,8 kWh el Seat León Verde dispondría de unos 50 km de autonomía en modo eléctrico.

seat-leon-verde-plug-in-hybrid-concept-lateralEl tren motriz del Seat León Verde es una evolución del León Twin Drive que la marca española presentó en 2010 sobre el anterior León. Eso sí, el actual cuenta con un motor eléctrico mucho más potente, y mantiene el 1.4 TSi como unidad térmica con cinco caballos más de potencia. Por ahora Seat no ha facilitado más datos sobre el coche, así que tendremos que esperar para conocer si se incrementa la potencia conjunta (en el Twin Drive era de 163 CV), la velocidad máxima (170 km/h y 120 en modo eléctrico) o el consumo promedio (1,7 litros y 30 gramos de CO2).

Lo que sí se ha informado es que el Seat León Verde implementa nuevas soluciones de recarga. Se puede gestionar el momento de iniciarla para aprovechar las horas valle o cuando el consumo global de la red es menor. También podrá suministrar energía acumulada en sus baterías a la red doméstica en caso de que sea necesario. No falta tampoco la opción de controlar parámetros del vehículo a través del teléfono móvil.

seat-leon-verde-plug-in-hybrid-concept-toma-recarga

El Seat León Verde se plantea como una posible alternativa de futuro para aquellas personas que utilicen el coche a diario en desplazamientos cortos, ya que podrían realizar 50 km al día en modo eléctrico, mucho más econnómico y limpio. Sin embargo, para los conductores que utilicen el coche sobre todo en viajes largos y de forma esporádica, puede que un motor diésel sea más adecuado, ya que a partir de los 50 km el coche se moverá con el motor TSI, un propulsor maravilloso pero que por ahora no resulta tan eficiente como el diésel. Además, el coche deberá cargar con el peso adicional del motor eléctrico y las baterías, por lo que penalizará las cifras de consumo del Seat León TSI que probamos.

Fuente: Seat
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta