Silentium es una empresa de innovación tecnológica con sede en Israel especializada en crear entornos de sonido personalizados en el panorama automotriz. Si bien la cancelación activa de ruido ya está presente en nuestras vidas desde hace algunos años –a través de los auriculares y los teléfonos móviles–, es una tecnología de estreno en un coche. En desarrollo durante años, ha sido Jaguar Land Rover la primera en integrar este software de “acústica activa” en sus modelos, concretamente en los renovados Jaguar F-Pace y XF, y el Range Rover Velar.

Bautizado como “Active Road Noise Cancellation” (“Cancelación Activa del Ruido de Rodadura”), el sistema de Silentium se encarga de eliminar aquellos sonidos no deseados de la carretera y de los neumáticos que van hacia el habitáculo. El objetivo es proporcionar una experiencia más silenciosa y refinada para conductores y pasajeros, siendo capaz de reducir los picos de ruido en 10 decibelios (dB) y los niveles generales entre 3 y 4 dB; es el equivalente a reducir el volumen del sistema de sonido del vehículo en cuatro “puntos”.

La cancelación activa del ruido de Silentium elimina además el 90 % del ruido parásito en una amplia banda de frecuencias, desde 20 Hz hasta 1 kHz. Hasta seis acelerómetros ubicados en el chasis de un vehículo monitorean el ruido de rodadura. Estos envían una señal a una unidad de control a bordo con el software dedicado, que reproduce una señal “anti-ruido” equivalente a través del sistema de altavoces del vehículo. Las ondas de presión, tanto del ruido exterior como del “anti-ruido”, llegan a los tímpanos al mismo tiempo y se anulan entre sí.

Por otro lado, la tecnología Active Acoustics de Silentium ofrece a los fabricantes una forma de reducir su dependencia de los costosos materiales de aislamiento y de amortiguación del ruido pasivo, y reducir así el peso del vehículo, un factor de I+D cada vez más importante a medida que la industria entra en la era de la electromovilidad. Anthony Manias, director de la empresa, comentó que la tecnología “Active Acoustics cambiará la forma en que las marcas reducen, cancelan y mejoran el sonido dentro de sus vehículos”.

“La tecnología Active Road Noise Cancellation no solo tiene el potencial de mejorar la seguridad vial, sino también el bienestar y la calidad de vida de nuestros clientes. En un mundo posterior al coronavirus, donde está surgiendo una ‘nueva normalidad’, esperamos que las expectativas de los clientes sobre el transporte privado hagan hincapié en la movilidad limpia y segura, donde el espacio personal, el bienestar y la higiene tienen un valor añadido”, añade el Dr. Steve Iley, director médico de Jaguar Land Rover.

Para satisfacer el cambiante mundo de la movilidad, la firma británica también incluye un monitor de estado del conductor y la ionización de aire a bordo con una filtración PM 2.5. Asimismo, Silentium está lista para comenzar a enviar su tecnología a cualquier otro fabricante que esté interesado en instalarla en sus coches.

Fuente: Silentium

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta