Sin duda va a ser una de las grandes atracciones del próximo Salón de Frankfurt, visto el cada vez mayor interés que despierta el carsharing y la conducción autónoma en general y, en particular, los inminentes cambios que la movilidad y el transporte van a experimentar en las grandes ciudades. Para ello ha presentado el Smart vision EQ fortwo.

El éxito de car2go, empresa perteneciente al grupo Daimler AG, le está dando la razón a Mercedes al adelantarse hace años para explorar el mundo del carsharing. La utilización compartida de vehículos en las grandes ciudades va en aumento y se espera que tenga un amplio recorrido en los próximos años, generando un elevado número de clientes en todo el mundo que, para 2025 se espera alcance los 35 millones de usuarios, lo que supondría multiplicar por siete los que actualmente usan el sistema.

Por ello, el nuevo LAB1886 de Daimler ha desarrollado para EQ, la nueva marca de movilidad eléctrica del grupo, el atractivo prototipo de vehículo urbano CASE (conectado, autónomo, compartido  —la S es de Sharing— y eléctrico) que se puede ver en las imágenes que acompañan a estas líneas. EQ tiene previsto lanzar 10 nuevos modelos eléctricos en 2022 , que irán desde el pequeño Smart hasta el SUV más grande de la gama de Mercedes, y este EQ Concept Fortwo estará entre ellos.

“El EQ Concept Fortwo es nuestra visión de la futura movilidad urbana, el concepto más radical de coche compartido: totalmente autónomo, con las máximas capacidades de comunicación, amigable, totalmente personalizable y, por supuesto, eléctrico”, afirma Annette Winkler, CEO de Smart

Se trata de un biplaza de 2,70 m de largo, 1,72 de ancho y 1,54 de alto, unas dimensiones muy compactas que no le impiden ofrecer un muy amplio espacio a bordo, superior al que muchos modelos de mayor tamaño aportan a sus ocupantes. La razón de esa superioridad se encuentra rápidamente, dado que el coche no dispone de volante, pedales ni controles “a la antigua usanza” para manejarlo. Sencillamente no los necesita porque se trata de un vehículo completamente autónomo. Las distintas funciones se controlan a través de un dispositivo móvil inteligente personal  o mediante comandos de voz.

El tablero de la instrumentación tampoco se parece en nada al de los actuales modelos en el mercado. El EQ Concept Fortwo cuenta con una gran pantalla de 24 pulgadas en su salpicadero para los dispositivos de info-entretenimiento a bordo, así como con otras dos de apenas 4 pulgadas en ambos extremos del mismo, a través de las cuales se ofrecen mensajes a los ocupantes del vehículo y se interactúa con ellos.

Los pasajeros viajan sentados en un gran sofá tapizado en cuero artificial de alta calidad que está acabado en color blanco y al cual se le ha dotado de un tratamiento especial para permitir una rápida y cómoda limpieza, algo a tener muy en cuenta al tratarse de un coche para uso compartido.  Adicionalmente, un brazo abatible puede ser añadido para dotar de mayor confort a los pasajeros y para permitir “guardar las distancias” en servicios compartidos a personas que no se conocen pero que aceptan compartir el coche con personas que siguen su misma ruta. Algo a lo que pronto tendremos que irnos acostumbrando en las grandes ciudades.

El Smart vision EQ fortwo dispone igualmente de un elevado número de compartimentos inteligentes a bordo donde poder depositar pequeños objetos, muchos de los cuales cuentan con elementos de fijación o retención para evitar que estos “bailen” o se desplacen de su posición durante el trayecto.

El aspecto del coche es tan original como su concepto. Resulta realmente atractivo y provoca rápidamente la sensación de querer viajar en él. Dispone de una gran superficie acristalada, que junto con el blanco de los asientos dota al interior de una elevada luminosidad a bordo. Especialmente llamativas son las puertas, de forma cuasi circular y cuyo sistema de apertura es tan atractivo como práctico. Estas se abren pivotando sobre el eje trasero del coche en forma de ala, lo que facilita el acceso al interior y permite evitar posibles incidentes con peatones, ciclistas y demás usuarios de la vía. Los motoristas seguramente estarán muy agradecidos a Smart por ello.

El frontal del coche también es espectacular. El EQ Concept Fortwo carece de parrilla delantera, ya que no precisa de ella puesto que su funcionamiento es completamente eléctrico. En su lugar, encontramos una gran pantalla LED a través de la cual el coche interactúa comunicándose con los usuarios de la vía informando de sus intenciones y avisando de sus posibles maniobras, o saludando y enviando mensajes a su entorno.

De momento no han trascendido datos técnicos del coche, salvo que montará un paquete de baterías de iones de litio de 30 kW, capacidad suficiente para el consumo de energía que el coche precisará para operar a diario en los entornos urbanos a los que está destinado, donde además disfrutará de las cada vez mayores ventajas que los ayuntamientos y corporaciones locales otorgan a los vehículos eléctricos. Lo que está claro es que para que este coche pueda llegar pronto a ser una realidad serán precisamente estas corporaciones locales y ayuntamientos los que tendrán que preocuparse por desarrollar las infraestructuras necesarias para su funcionamiento, puesto que por los fabricantes de automóviles el trabajo ya está hecho, como bien demuestra Smart con el EQ Concept Fortwo.

Fuente – Smart

Vía – Newspress

Galería de fotos:

Ver galeria (36 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta