Los fabricantes chinos tienen una habilidad especial para “tomar prestados” los diseños de otras compañías automotrices, pero, generalmente, de coches relativamente modernos. Ese no es el caso del Songsang SS Dolphin, que es un clon del Chevrolet Corvette de 1958 (C1). La compañía ni siquiera intenta ocultarlo, ya que su página web muestra a celebridades como Brad Pitt, Tom Cruise y George Clooney al volante del clásico deportivo estadounidense.

El primer Corvette se encuentra entre los clásicos favoritos de los entusiastas de la automoción, junto con algunos otros grandes nombres. Cuando fue lanzado en 1954, presentaba un diseño atemporal que sigue siendo atractivo incluso hoy en día, casi 70 años después de su lanzamiento. Por supuesto, los tiempos han cambiado drásticamente y las formas del ‘Vette actual ya no son tan reconocibles, especialmente tras la reubicación del motor, que en su última iteración (C8) pasa a estar detrás de los asientos.

Pero aún queda algo de esperanza. De acuerdo, el Songsang SS Dolphin es el doble del Corvette, con exactamente las mismas señas de identidad: unos faros dobles redondos, múltiples detalles cromados, los bordes laterales tras el paso de rueda delantero, arcos traseros redondeados, y un largo etcétera que replica a las unidades construidas entre 1958 y 1960. Por supuesto, hay algunos otros pequeños cambios en el exterior, como iluminación LED y un emblema cromado de un delfín que reemplaza el distintivo original.

En términos de tamaño, el SS Dolphin tiene unas cotas de 4.800 milímetros de longitud, 1.850 mm de anchura y 1.390 mm de altura. Eso hace que sea 300 mm más largo y 92 mm más alto que el original, manteniendo la misma anchura. Eso explica por qué las proporciones no se llegan a ver del todo bien. En la vista lateral podemos ver como el voladizo anterior es mucho más largo que el original, y cómo hay también más chapa entre el paso de las ruedas y la parte superior de las aletas, tanto delante como detrás.

Ahora bien, mientras que la carrocería está claramente diseñada para imitar descaradamente al primer Corvette, el habitáculo no rezuma el mismo ambiente retro. Es decir, cuenta con adornos de madera y metal de inspiración clásica, pero está equipado con toda la tecnología moderna que no encontrarías en el deportivo de la década de los 50, como un cuadro de instrumentos digital, un sistema de infoentretenimiento con “pantalla flotante” o un volante multifuncional con la base achatada.

La compañía no ha mencionado demasiado acerca de las especificaciones, pero su sitio web dice que es un híbrido enchufable que cuenta con un bloque turboalimentado de 1.5 litros y un motor eléctrico. El medio local Autohome informa que el tren motriz proviene del gigante asiático BYD, y que el paquete de baterías de 16 kWh permite que el Songsang SS Dolphin recorra entre 90 y 100 kilómetros en modo puramente eléctrico, con una autonomía total que se rumorea rondar los 550 km.

En cuanto a prestaciones puras y duras, no se disfruta del ronroneo de un V8, pero con 315 CV y 535 Nm es más potente que el coche original con un tamaño tres veces inferior (4.6 litros para 233 CV y 407 Nm). Por lo que distintas fuentes mencionan, aparentemente, es capaz de hacer el sprint de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. Hace algo más de 60 años, el Corvette del que toma base el Dolphin SS podía llegar a los 100 km/h desde parado en unos ocho segundos y alcanzar una velocidad máxima de 182 km/h.

Y como no se trata de un prototipo, sino de un coche de producción, sí que se puede comprar en un concesionario. El precio comienza en 598.000 yuanes (75.200 euros, aprox.), lo que lo hace casi un 50 % más caro que un Camaro nuevo en China, pero también es unos 100.000 euros más económico que hacerse con un Corvette de primera generación en buenas condiciones. ¿Indignado? No deberías estarlo; el mimetismo es la forma más sincera de adulación. Recuerda al Mitsuoka Rock Star, el Mazda MX-5 (ND) vestido para idolatrar al Chevrolet Corvette (C3).

Fuente: Autoevolution

Galería de fotos:

Ver galeria (17 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta