Uno de los hándicaps de los coches eléctricos es la recarga de sus baterías y hemos conocido anteriormente sistemas que intentan evitar el uso de cables para realizar esta tarea (como la carretera coreana capaz de recargar autobuses o el sistema que utiliza las alcantarillas como punto de carga). Ahora es Toyota la marca que comunica que a finales de febrero iniciará las pruebas de verificación gracias a una carga inalámbrica para vehículos con motor eléctrico e híbridos enchufables que permitirá:

  • Transmitir electricidad a través de resonancia magnética.
  • Estacionar en batería o en línea.
  • Indicar la posición idónea en la plaza de aparcamiento para realizar la carga gracias al Sistema Inteligente de Aparcamiento.

Sistema_3

Esta fase incial de pruebas comenzará en Nagoya (prefectura de Aichi, en Japón), donde la marca Toyota tiene su sede, mientras que los test en los Estados Unidos y Europa se realizarán más adelante.

Este sistema funciona gracias a una tecnología de resonancia magnética y desde un primer momento se piensa en una futura comercialización. Su sistema de carga está diseñado para reducir al mínimo las interferencias magnéticas de equipos cercanos, además de resistir el peso de un vehículo al pasar por encima del sensor.

Dichas pruebas se llevarán a cabo con tres vehículos híbridos enchufables que se utilizarán endomicilios, con una duración prevista de un año. De este modo, la marca podrá evaluar el grado de satisfacción de los usuarios, la facilidad de uso del sistema, la frecuencia de carga y el tiempo total. La marca japonesa está convencida que este método fomentará una mejor movilidad y un mayor respeto por el medio ambiente. Por poner un ejemplo, en un coche como el Toyota Prius Plug In, el tiempo de carga sería de 90 minutos.

Fuente: Toyota

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta