Se confirman los datos que os ofrecimos hace algunos meses, y tras no pocos esfuerzos, la multinacional norteamericana del automóvil General Motors, recupera el primer puesto en la producción mundial de automóviles.

Toyota ha perdido la posición de privilegio que hasta ahora ocupaba
Toyota ha perdido la posición de privilegio que hasta ahora ocupaba

Releva en esta posición al fabricante nipón Toyota, que había venido ocupando este privilegiado lugar durante los últimos cuatro años. Pero resulta evidente que las devastadoras consecuencias surgidas tras el terremoto y posterior tsunami de Japón, ocurridos el pasado 11 de marzo, han pasado su implacable factura en esta clasificación.

Según los datos facilitados, General Motors comercializó 6,788 millones de vehículos en todo el mundo en los primeros nueve meses del año, lo que significa unas ventas de, aproximadamente, un millón de unidades más que su rival japonés Toyota, cuyas ventas, en este mismo periodo, se situaron en 5,773 millones de unidades y que, por tanto, queda relegada al tercer lugar del escalafón.

Si se extrapolan estas cifras al total del año (suponiendo que se mantenga este nivel de ventas en el último trimestre), todo parece indicar que General Motors se convertirá, nuevamente, en el primer fabricante a nivel mundial.

Cabe recordar en estos momentos que la compañía estadounidense viene de superar durante el año 2009 una complicada situación, en la que se vio abocada a llevar a cabo un proceso de suspensión de pagos y que no fue hasta el año pasado cuando volvió, de nuevo, a cotizar en la Bolsa de su país de origen. Pero también es cierto que está sabiendo aprovechar la recuperación que está teniendo lugar en el mercado norteamericano y reforzando su presencia en los denominados “países emergentes” para ofrecer a sus accionistas estos inmejorables resultados. ¿Entra en una nueva era semejante a la que vivió en el siglo XX con las ideas de Alfred P. Sloan, el Steve Jobs de los coches?

Volkswagen sigue con su ascensión imparable
Volkswagen sigue con su ascensión imparable

Mientras tanto no conviene perder de vista al consorcio alemán Volkswagen que, aparte de ser el primer fabricante de automóviles de Europa, ha conseguido alzarse hasta el segundo escalón del pódium a nivel mundial, con unas ventas de 6,11 millones de unidades en los primeros nueve meses del año, lo que representa una subida de un 13,9%, respecto al mismo periodo del año anterior.

El grupo Volkswagen, propietario de marcas tan reconocidas como Audi, Skoda, Bentley, la propia Volkswagen, Bugatti, Lamborghini, o la española SEAT, ha establecido un plan estratégico con el propósito de convertirse en el primer fabricante mundial, a mucho tardar, en el año 2018, aunque no sería de extrañar, conociendo la mentalidad germana, que lo consiga bastante antes de la mencionada fecha.

Por último, la también norteamericana Ford se sitúa fuera de este pódium, como cuarto fabricante mundial, con 4,216 millones de unidades vendidas en los nueve primeros meses del año, lo que representa un crecimiento del 9% respecto al ejercicio anterior.

Vía EUROPA PRESS

4 COMENTARIOS

  1. […] ahora que General Motors había recuperado la hegemonía mundial en la industria de la automotriz, un incidente inesperado amenaza con volver a poner en jaque al […]

Deja una respuesta