El Volkswagen Beetle es uno de los mayores iconos del mundo del motor por lo que su repercusión y por haber vendido más de 21 millones de unidades durante su longeva historia. Sin embargo, este modelo recientemente se despedía sin un sustituto a la vista. Mientras que se especula sobre una futura generación eléctrica con tracción trasera, ha sido lanzado el Volkswagen e-Beetle. Como su propio nombre indica, se trata de un modelo que abraza la electrificación, pero es parte del pasado y no del futuro.

Antes que lanzar un futurista Beetle eléctrico, la marca alemana ha optado por recuperar a sus clásicos. Con la estricta normativa actual es posible que muchos de estos vehículos más antiguos no puedan entrar a las grandes ciudades. Pero con esta conversión realizada por Volkswagen Group Components con ayuda del especialista eClassics, todo podría cambiar. Básicamente lo que han hecho ha sido coger un Beetle clásico y adaptarlo a una plataforma con sistema de propulsión eléctrico.

Y el donante de piezas para este Volkswagen e-Beetle no podía ser otro que el Volkswagen e-Up!, el pequeño eléctrico de anterior generación que se hacía antes de la llegada de la plataforma MEB que tanto dará de que hablar en el futuro. De este modo, el motor eléctrico de 82 CV queda colocado en la parte delantera, un diferencia importante respecto al Beetle original, que lo tenía en la parte trasera. También cuenta con una transmisión de una sola velocidad.

Se ha instalado en el piso del vehículo un paquete de baterías de 36,8 kWh de capacidad. Eso supone un incremento de peso sustancial y el Volkswagen e-Beetle se queda en 1.280 kg. Las prestaciones son interesantes para tratarse de un clásico pues acelera de 0 a 50 km/h en poco más de 4 segundos, de 0 a 80 km/h en unos 8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 150 km/h. Su autonomía es de 200 kilómetros, mientras que permite una carga rápida al 80 % en una hora.

Lo cierto es que este Volkswagen e-Beetle no está en venta ni tampoco se ha dicho nada sobre un lanzamiento de cara al futuro. Sin embargo, la solución de electrificar el clásico podría ser interesante para algunos propietarios, una solución también adoptada por Aston Martin recientemente. Con la pequeña plataforma del e-Up! incluso se podría hacer una versión eléctrica del Porsche 356, pero está claro que se abrirían más puertas si empezases a emplear la plataforma MEB, lo que no descartan.

Fuente: Volkswagen

Galería de fotos:

Ver galeria (40 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta