Volkswagen está muy centrada en la electrificación, de eso no hay duda. No hay más que ver su ofensiva de eléctricos en ciernes, que está centrada en la plataforma MEB y que incluirá hasta 27 modelos sobre esta arquitectura para 2022. Sin embargo, los alemanes también piensan que los motores de combustión todavía tienen que perdurar, que no han dicho su última palabra. Y eso que las normativas anticontaminación y las restricciones de CO2 se lo ponen cada vez más difícil.

El Grupo Volkswagen apostará mucho por los eléctricos para rebajar esos niveles y también tiene como objetivo la neutralidad de carbono en su producción. Pero aún así, Matthias Rabe, CTO de Volkswagen, cree que los tradicionales motores de combustión «tendrán un futuro más largo de lo que algunas personas predicen». Y el motivo de esta afirmación está relacionada con los futuros combustibles sintéticos que podrían ser creados empleando biomasa u otros materiales.

Lo cierto es que ha habido mucha controversia con este tema, pero el directivo de Volkswagen cree que es factible llegar a combustibles hechos de forma sintética a partir de materiales naturales y que, por tanto, no emitan CO2 u otras partículas nocivas para el medio ambiente. Dentro del conglomerado alemán, Audi siempre ha sido una de las que más ha investigado el tema. Ya hablaron de su propuesta de e-gasolina y de e-diésel, aunque todavía parecen combustibles lejanos a la producción en masa.

Pero puede que sea momento de investigar más a fondo en estas opciones, pues Rabe cree que la tecnología eléctrica también tiene sus limitaciones. Ponía el ejemplo de la industria de la aviación, en la que no se llegará a aviones eléctricos, sino que se transforman los combustibles empleados. Por lo tanto, se toman muy en serio sus objetivos de CO2 y apuestan por el eléctrico, pero no excluyen por completo a los motores de combustión, a los que todavía les queda cuerda.

Fuente: Autocar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta