El SUV está de moda, eso es indudable. Casi todos los fabricantes están explotando este sector en la actualidad debido a la alta demanda por parte de los usuarios. Pero, ¿hay hueco para los SUV descapotables? Volkswagen cree firmemente que sí y por eso confirma su intención de llevar a producción a un Volkswagen T-Roc Cabrio. Anuncian una inversión de 80 millones de euros para que el nuevo modelo esté listo para 2020.

En términos de diseño no es nada descabellado. No hay que olvidar que el actual Volkswagen T-Roc ya tuvo un prototipo similar, el T-Cross Breeze Concept, que se presentaba hace dos años con una capota de lona retráctil. Para su desarrollo se emplearía la misma plataforma MQB, que resulta ser una de las más versátiles del Grupo Volkswagen, con algunas modificaciones para que no afecte la pérdida de techo en su rigidez estructural.

Lo que pretende lograr la marca alemana con este T-Roc Cabrio es dar una opción más emocional al cliente que busque un coche de estas características. Hay que tener en cuenta que para 2020, aproximadamente el 40% de las ventas de la marca serán de SUV y habrá unos 20 modelos de este tipo en su gama. No hay demasiados antecedentes en este apartado, destacando el actual Range Rover Evoque Convertible o el nada exitoso Nissan Murano CrossCabriolet.

Los 80 millones de euros de inversión que comentábamos irán a parar a la planta de Volkswagen en Osnabrück (Alemania). Ese ha sido el lugar elegido para producir en el futuro este T-Roc descapotable y no le faltan motivos. Actualmente es el lugar donde se ensamblan los Volkswagen Tiguan (de allí han salido más de 720.000 unidades), Porsche Cayman y se encarga de algunos trabajos de pintura del Skoda Fabia.

Fuente: Volkswagen

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta