La marca sueca de automóviles Volvo anda estos días celebrando su 85 aniversario. Y lo hizo como -a mi parecer- deberían hacerlo todas las marcas de automóviles: volviendo al “lugar de los hechos” con el mismo modelo con que empezó a “parir” Volvo, el öV4.

A mí, qué queréis que os diga, siempre me han gustado los coches de esta firma. Y os explicaré por qué: porque considero que no han renunciado nunca a su esencia, esto es, a mostrarse como una marca e que la robustez y la seguridad eran sus motivos de producción. Es cierto que desde hace algunos años han debido plegarse -esto es un negocio como otro cualquiera- a las exigencias que los nuevos tiempos y la nueva clientela o las necesidades que requiere el mercado automovilístico. Y a mucha honra. Pero, ¿a que a cualquier mínimo aficionado a los coches le preguntas por Volvo y te responde robustez? Pues claro. parecido a si dices Mercedes, te dirá lujo; y si pronuncias Ferrari, te responderá que velocidad. Así es y será siempre. Pero voy al grano que me pierdo por las ramas.

ÖV4 a la salida de la fábrica

Como os decía al principio, hace poco más de 85 años – fue exactamente el 14 de abril de 1927 – que salía de las puertas de la fábrica de Volvo en Göteborg (Suecia) el primer vehículo fabricado por la marca. En aquel caso era un ÖV4, una abreviatura para “Öppen Vagn 4 cylindrar”, o dicho en castellano:  “descapotable de 4 cilindros”. Las diez primeras unidades se apodaron Jakob y el primer vehículo de la preserie es el mismo que 85 años después ha vuelto a cruzar la misma puerta de la factoría de Lundby en que fue fabricado.

Aquel vehículo fue la entrada de la marca escandinava en el mercado automovilístico. Ofrecía un producto de calidad a un precio nada desorbitado. En mecánica, su motor de 2 litros de cilindrada daba una potencia de 28 CV -acuérdate de que “estamos” en 1927- y  pesaba 1.170 kg . Lo cierto es que no triunfó, y a continuación lanzaron  el Volvo PV4, casi el mismo coche pero con habitáculo cubierto. Se fabricaron 996 unidades desde 1927 a 1929, y aquís e produjo una anécdota impagable: cuando fue asemblado (ver imagen principal) el ingeniero jefe – Eric Carlberg – metió la primera y el coche dio marcha atrás. Al parecer, un elemento del diferencial trasero había sido instalado incorrectamente y la producción se retrasó un día, hasta el 14 de abril de 1927. El motor fue un diseño 100% sueco, pero parte del chasis fue un diseño estadounidense, adaptado por el ingeniero Jan G. Smith, que pasó a trabajar para Volvo.

Ahora, vamos a refrescarte la memoria -en plan diccionario- sobre Volvo: es una empresa fabricante de vehículos industriales, incluyendo camiones, autobuses y equipamiento de construcción. Fue fundada en 1924 con sede en Gotemburgo, Suecia, por el ingeniero Gustav Larson y el economista Assar Gabrielsson. Fabricó coches hasta 1999, cuando vendió su filial Volvo Car Corporation a Ford Motor Company. Esta empresa, a su vez, la vendió en 2010 a Geely Automobile, de China.

En latín, Volvo significa “yo ruedo“. El emblema de la marca, el círculo y la flecha, es el símbolo del acero de los antiguos alquimistas y no representa el símbolo del hombre o de lo masculino como muchos creen erróneamente.

Pues bien, han pasado 85 años y la firma sueca vende más de 500.000 vehículos al año y no sólo fabrica en Suecia, sino que tiene una gran fábrica en Gante (Bélgica). Hoy en día, el 87% de las ventas de Volvo se efectúan fuera de Suecia, con Estados Unidos como el principal mercado comprador. Además de Volvo Cars, el Grupo Volvo vende vehículos industriales pesados, maquinaria de construcción, motores marinos e incluso generadores de energía para aplicaciones diversas.

En coches.com, nucna le hemos quitado la vista de encima a la evolución de la marca sueca. Como cuando recordamos qué modelo la salvó en los años 80, el 760, así como el análisis de nuevos modelos, como el V40 o el prototipo XC60 Plug-in Hybrid, por ponerte algunos ejemplos. Seguiremos informando…

2 COMENTARIOS

  1. Volvo es la marca de la seguridad. Cuando se pensa en Volvo lo que tenemos en la idea es la seguridad de los coches, no tanto la robustez

  2. Me resulta rarisimo, que habiendo enviado por Avion una carta certificada,especificando la averia de mi Volvo, a la fabrica “Volvo Car Corporation. -405-3e– Goteborg.-Suecia” el dia 6 de Julio de 2.012. segun figura en el recibo de correos, no tenga repuesta alguna al dia de la fecha.

    ¿Podrian Vds. aconsejarme que puedo hacer.? La verdad es que lo compre hace 20 años, solo tiene 145-000 Km y como no estaba conforme con la solucion del Representante de la Marca en Malaga,de poner directamente una caja de cambios automatica nueva y sin localizar la averia de esta previamene o consular a la Fabrica, a lo que se negaron, escribi directamene a Fabrica, confiando en tener mejor trato, por lo que no salgo de mi asombro.

Deja una respuesta