No es novedad que las marcas de lujo se atrevan con el mercado de la navegación. De hecho, hay muchos ejemplos de fabricantes de coches que se animan a la producción de otros vehículos como el Niniette 66 de Bugatti, el Dynamiq GT, el Voyage 55 de Aston Martin o el McLaren MP4-12C. Huelga decir que ninguno de ellos sorprende por su precio nada asequible aunque observar sus curvas haga nacer sentimientos en los corazones de los amantes del mundo naval.

Esta vez nos encontramos con las curvas de Pininfarina, la casa responsable del atractivo diseño de varios Ferraris y otros coches exóticos. Además, la empresa también es responsable de la creación de algunas bicicletas e incluso cocinas y ahora uniendo fuerzas con la empresa italiana Rossinavi han diseñado este lujoso yate con el nombre de Aurea.

Aún si producir, el proyecto fue descubierto en un evento en Londres bajo el nombre del proyecto “proposición de diseño”, lo que significa que necesita un cliente dispuesto a pagar por el precio del yate de 70 metros para que este pase a ser construido.

Propulsado por un sistema de diésel y eléctrico en el centro del bote, en lugar del sitio tradicional en la zona de la popa. De esta forma, se libera espacio en la cubierta, teniendo más acceso al agua en la parte posterior de manera que convierte al barco en el yate con espacio para “playa” más grande en comparación con otros navíos de su tamaño.

Entre otros complementos al yate están dos piscinas tres cubiertas al aire libre y acceso adicional del agua en ambos lados del casco. Todos estos accesorios están combinados en una armoniosa estructura de líneas sinuosas y formas elegantes que crean puentes entre los distintos espacios creando fascinación entre quienes lo observan, afirma la marca. Todo ello enfocado a “ofrecer nuevas e inesperadas oportunidades de empleo y disfrute de los espacios y maximización de la emoción de la navegación y la vida a bordo”.

 “ofrecer nuevas e inesperadas oportunidades de empleo
y disfrute de los espacios “

Aurea nace inspirada en las líneas del mar al más puro estilo de Pininfarina, la casa Rossinavi se encargará del diseño interior para hacerlo lo más cómodo y habitable posible. Todo destinado a llamar la atención de potenciales compradores que puedan permitírselo y así embellecer los puertos de las costas para disfrute de aquellos que no puedan pagar por el disfrute de navegar sobre él pero al menos puedan ser testigos de su belleza. Hasta ese día, queda a disposición de los interesados un vídeo promocional de este yate diseñado por dos grandes de la automoción italiana.

Ver galeria (4 fotos)

Fuente: New Atlas

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta