Uno de loscoches más deseados por los amantes de los superdeportivos es el nuevo McLaren MP4-12C (o su versión descapotable, el McLaren MP4-12C Spider). Por supuesto, todo su prestigio se va por la borda de un buien yate de esos que cuestan millones de euros… a no se que el Mclaren esté a a bordo de dicho buque. Pues así es el CXL Ultraluxum 160, actualmente en desarrollo, un velero enorme de alta tecnología que tiene un garaje espectacular diseñado específicamente para el MP4-12C.

La idea no es nueva. Hace algún tiempo vimos cómo la firma sueca Strand Craft diseñaba el Strand Craft 122, un yate que también servía de garaje para un superdeportivo. Y es que la relación entre el diseño de coches y barcos es algo que viene de lejos.

Vista espectacular del yate CXL 160

El socio fundador de la firma Ultraluxum Yachting, Jean-François Ruchonnet asegura que su CLX es “la fusión más extrema de arquitectura, diseño, comodidad, rendimiento, economía y tecnología que jamás se haya creado en un yate de lujo”. No queda ahí la cosa, ya que lo considera el trimarán más grande del mundo.

“Tuve un sueño: salía de mi casa en Monte Carlo, me subía a un yate en el puerto y navegaba con mi familia a Nueva York en menos de una semana”, dice Ruchonnet en el sitio web de Ultraluxum. “Quería viajar con el mismo estilo, comodidad y velocidad que un yate de motor, pero sin usar miles de galones de combustible. Y al llegar, me veía conduciendo mi coche fuera de la embarcación, directamente a la carretera en los EE.UU.”.

Con el fin de llevar su sueño a la realidad, Ruchonnet se unió al reconocido arquitecto naval Coste Jean-Jacques y a otros socios y se puso a trabajar en el gigantesco trimarán de 48 metros de largo y 60 metros de altura. La clave de la estabilidad, confort y navegación del CXL (que significa Carbon Xtra Light) estará su casco con vigas de carbono plegables, que disminuyen la anchura del casco de 23 metros de ancho en aguas abiertas a 11 metros cuando atraque. Esto permite versatilidad en los amarres en el puerto y navegación sólida y estable en el mar. Su energía motriz, por supuesto, proviene del viento, y el tren de potencia se controla mediante un sistema de baterías de litio-ion, ya que tendrá un sistema de propulsión opcional híbrido.

Y en cuanto al esyilo de vida… Fuera se ofrecen varias plataformas abiertas para tomar el sol, un jacuzzi y una zona de comedor. Dentro, los propietarios podrán disfrutar de una cabina principal con baño, mientras que habrá otras cuatro cabinas de invitados y tres cabinas para que duerma la tripulación. Se puede añadir un spa en lugar de una de las cabinas de invitados, y también habrá comedor, sala de estar, cuartos de baño adicionales, cocina, y el puesto de navegación. El interior está equipado con un completo sistema audiovisual e Internet de alta velocidad.

¡Ah, sí! El McLaren. Resulta que la filial del Grupo McLaren que aplica su experiencia en diseño y tecnología a otras industrias, es la que ayuda a Ultraluxum en el desarrollo de la fibra de carbono para el casco. Por eso, el coche que Ruchonnet veía en su sueño se ha convertido en el McLaren MP4-12C, que se incluría con la compra CXL. Se deslizará en un garaje en la popa de la embarcación y vería desde fuera a través de paredes de vidrio. Si el MP4-12C no te gusta, cualquier otro superdeportivo encajará igual de bien.

Lo que no decía el sueño es que el CXL 160 costará 42 millones de euros (eso sí, puede ser configurado tanto para uso personal o comercial y si te parece muy caro, están pensando en barcos más pequeños).

Estará exhibido de alguna alguna forma en el Monaco Yacht Show que se celebra del 19 al 22 de septiembre. Y es posible, ya que en agosto la empresa aseguraba que “el barco está listo para construirse, con todos los aspectos técnicos y financieros finalizados”.

Fuente: Ultraluxum Yachting
Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

1 COMENTARIO

  1. Impresionante. Siempre me he preguntado si estas obras faraonicas son rentables, porque clientes poquitos poquitos…

Deja una respuesta