Zagato está de celebración. Este año se cumple su centenario y, por ello, nosotros ya repasamos los mejores diseños que han hecho a lo largo de su historia. Aston Martin también les hizo un homenaje a través de la DBZ Centenary Collection. Ahora, como fruto de la casualidad, sale a subasta el Zagato Raptor, uno de esos one-off que no se olvidan. Aunque la casa RM Sotheby’s no menciona un precio estimado, se espera que su exclusividad haga que alcance una cifra ejemplar.

El Zagato Raptor fue presentado en el Salón de Ginebra de 1996 y desde el primer momento sorprendió a todo el mundo. Tomaba como base al Lamborghini Diablo, aunque el carrocero italiano aportaba ese nuevo y llamativo diseño futurista. De hecho, fue uno de los primeros en ser desarrollado de forma digital, sin necesidad de modelos a escala. Por este motivo, el prototipo fue realizado en un tiempo récord de apenas cuatro meses.

El diseño fue obra de Nori Harada, por la parte de Zagato, y contó con la colaboración de Alain Wicki, de Lamborghini. Destaca por ese peculiar concepto que permite tener un coupé y un descapotable en la misma carrocería gracias a ese sistema de techo. Por un lado, se puede extraer la parte superior, teniendo el acceso mediante puertas de tijera. Por otro lado, si se mantiene pueden elevarse hacia arriba techo y puertas para facilitar el acceso. Por supuesto, el techo de doble burbuja de Zagato estaba bien presente.

Como decíamos, la base era el chasis tubular del Lamborghini Diablo VT con esa espectacular carrocería en fibra de carbono. También mantenía el V12 de 5.7 litros y 499 CV de potencia, con la tracción total de esa versión. Que el Zagato Raptor pesara casi 300 kg menos que el modelo del que partía, solamente se podía traducir en unas prestaciones mejoradas, que se estiman en una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos y una velocidad máxima de 322 km/h.

Lo cierto es que la reacción del público fue tan positiva que se plantearon llevarlo a producción en una tirada limitada. El problema es que también estaba en ciernes el Lamborghini Canto, el que estaba llamado a ser el sucesor del Diablo y que también había sido diseñado por Zagato, un ejemplar al que no querían eclipsar con este otro. Curiosamente, el Canto nunca llegaría a buen puerto, ya que con la entrada de la marca italiana en el Grupo Volkswagen el que finalmente fue desarrollado fue el Lamborghini Murciélago.

Y volviendo al Zagato Raptor, se quedó como un one-off, como una única unidad producida que fue adoptada por el propio Alain Wicki, que incluso intentó llevarlo a producción por su cuenta. Finalmente en el año 2000 se lo vendió al que ha sido su actual propietario hasta el momento. Ahora sale a subasta en el evento de RM Sotheby’s en Abu Dhabi a finales de mes, con un estado de conservación envidiable.

Fuente: RM Sotheby’s

Galería de fotos:

Ver galeria (23 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta