Zagato es uno de esos carroceros que han pasado a la historia por sus llamativos diseños que han embaucado a varias generaciones. La empresa fundada por Ugo Zagato en 1919 sigue estando más que viva, colaborando con otros fabricantes de coches y todavía operando desde Milán, la ciudad que les vio nacer. Con motivo de la celebración del centenario de Zagato vamos a hacer un repaso a través de los que consideramos sus 10 mejores diseños en estos 100 años.

Alfa Romeo 6C 1500 (1929)

El Alfa Romeo 6C 1500 se trató de un vehículo prácticamente de competición que destacó en la década de 1930. El chasis provenía de Alfa Romeo, al igual que su mecánica de seis cilindros en línea y 1.500 cc (de ahí su nombre). Pero su cuerpo se dejaba para que lo completasen varios carroceros italianos, entre los que no podía faltar Zagato. Hubo varias versiones de este modelo y al poco tiempo fue mejorado con un motor de 1.750 cc.

Lancia Aprilia Sport (1938)

El Lancia Aprilia Sport es uno de los vehículos más curiosos de la historia de Zagato. Se trató de un prototipo único que fue creado en 1938 buscando la máxima eficiencia aerodinámica para intentar triunfar en competición. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial se lo llevó por delante y quedó destrozado cuando la fábrica de Zagato fue bombardeada. Hace unos años, por el centenario de Lancia se hizo una réplica basándose en los bocetos originales y un par de fotografías antiguas.

Maserati A6 G/54 2000 (1954)

El Maserati A6 llevaba ya tiempo dando alegrías a la marca entre las décadas de los 40 y 50. El gran turismo se hizo en todo tipo de variantes, aunque probablemente la más destacada fue el Maserati A6 G/54 que fue lanzado en 1954. También conocido como A6 G 2000 Gran Turismo, se hicieron 21 coupés firmados por Carrozzeria Allemano, 7 coupés y 12 descapotables hechos por Frua y un total de 20 con carrocería fastback por Zagato. En todos los casos se conservaba el motor de seis cilindros en línea y 2.0 litros que llegaba a desarrollar 150 CV, era de los más rápidos de la época al superar los 200 km/h.

Aston Martin DB4 GT Zagato (1960)

El Aston Martin DB4 GT Zagato es sin duda uno de los vehículos británicos más bellos y exclusivos. Fue el primero en la colaboración entre la firma de Gaydon y el carrocero italiano. Se trataba de una versión aún más deportiva y aligerada del modelo, que además montaba un seis cilindros en línea de  3.670 cc que subía su potencia hasta los 318 CV. Se planeaba hacer 25 unidades pero solo llegaron 19 de ellas debido a que no triunfó lo suficiente. Ahora se están haciendo 19 más en la DBZ Centenary Collection.

Alfa Romeo Giulia TZ (1963)

En la maravillosa década de los 60 y después del éxito del Giulietta Sprint Zagato se comenzó a gestar el Alfa Romeo Giulia TZ. Este Tubolare Zagato se trataba de un vehículo desarrollado para la competición, un pequeño coupé de apenas 650 kg que destacaba por su aerodinámica (siguiendo la técnica Kammback de la cola cortada). Su motor de cuatro cilindros en línea y 1.570 cc podía llegar a los 170 CV en algunas versiones y alcanzar los 215 km/h. Evolucionó en el TZ2 de 1965 y fue reinterpretado en 2011 con el TZ3 Corsa.

Alfa Romeo SZ (1989)

El Alfa Romeo SZ (Sprint Zagato) es uno de esos modelos que se recuerdan con el paso de los años. Bautizado como “Il Monstro” destacaba por su diseño potente y de líneas marcadas, con esos peculiares faros divididos en cuadrados. Montaba una mecánica V6 de 3.0 litros que desarrollaba 210 CV y recibía algunos elementos del Alfa Romeo 75 de competición. Se hicieron 1.036 unidades de este coupé y posteriormente 278 unidades de su hermano descapotable, el Alfa Romeo RZ.

Lancia Hyena (1992)

Hay pocos modelos con la carisma del Lancia Delta HF Integrale. Pero es relativamente desconocido el hecho de que partiendo de su base de hiciera otro modelos algo más exclusivo. El Lancia Hyena surgía como un encargo de cliente holandés Paul V.J. Koot para convertir el Delta en un coupé de dos puertas con un diseño diferenciado. Fue encargado a Zagato y el resultado fue satisfactorio, incluso se quiso hacer una tirada de 500 unidades. Sin embargo, los costes de producción se disparaban y Lancia decidió no seguir con el proyecto. Aún así, el Koot y Zagato no desistieron y consiguieron fabricar un total de 24 unidades que a día de hoy están muy valoradas. Pesaba 150 kg menos que el Delta HF Integrale, alcanzaba los 250 CV y aceleraba de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos.

Ferrari 575 GTZ (2006)

El Ferrari 575 GTZ nacía como un one-off creado a petición de un cliente. En este caso era el japonés Yoshiyuki Hayashi quién le pidió a Zagato un 575M Maranello que fuera aún más exclusivo. Fue presentado en 2006 y sorprendió por sus reminiscencias al clásico 250 GT Berlinetta Zagato gracias a detalles como los abultados paragolpes, las tomas de aire o el techo de doble burbuja. Finalmente se terminaron haciendo seis unidades de este ejemplar.

BMW Zagato Coupé (2012)

Si miramos entre las creaciones recientes del carrocero destaca este BMW Zagato Coupé. Se trató de un prototipo concebido en 2012 para presentarse en el Concorso d’Eleganza de Villa d’Este. Desde el primer momento enamoró por su diseño, aunque quedaba claro que era inviable su llegada a producción. Por suerte, la nueva generación del BMW Z4 parece haber seguido algunas claves de aquel prototipo del que también se hizo una variante descapotable.

Familia Aston Martin Vanquish Zagato (2016)

Terminamos esta lista con la familia Aston Martin Vanquish Zagato, que lleva desarrollándose desde 2016. Todo comenzaba con un primer prototipo de Vanquish Zagato, cuyo diseño gustó tanto que terminó llegando a producción (limitado a 99 unidades). Pero la cosa no quedó ahí y al poco tiempo llegó el descapotable Vanquish Zagato Volante del que se harían también 99 ejemplares. La familia creció con el llamativo y exclusivo Vanquish Zagato Speedster (solo 28 unidades) y se completaría con el espectacular Vanquish Zagato Shooting Brake (99 unidades).

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta