Celebrar un centenario no es algo que suceda todos los días, por ello este está siendo debidamente preparado con mucho esmero. Se cumplen los cien años de Zagato y ya el pasado año se anunciaba una acción especial de la mano de Aston Martin, el fabricante que ha acompañado al carrocero durante más de la mitad de su vida. El resultado sería la Aston Martin DBZ Centenary Collection, un lote formado por dos vehículos muy exclusivos que de ningún modo se venderían por separado.

Solamente se harán 19 paquetes que incluían un vehículo clásico y otro moderno, un claro homenaje a la historia tanto de Zagato como de Aston Martin. El clásico elegido es el Aston Martin DB4 GT Zagato, una continuación del modelo hecha de forma fidedigna y totalmente a mano. El moderno es el Aston Martin DBS GT Zagato, una reinterpretación del nuevo DBS Superleggera. El precio de este pack es de 6 millones de libras sin impuestos (6,73 millones de euros). Ahora por fin han sido mostrado juntos y en persona, por lo que vamos a analizar ambos.

Aston Martin DB4 GT Zagato

El Aston Martin DB4 GT Zagato original data de la década de los 60. Solamente se hicieron 19 unidades (de ahí el número de ejemplares de la DBZ Centenary Collection) que destacaban por ser más ligeras y potentes, con un comportamiento que le hacían destacar en competición. Y aunque han pasado ya casi seis décadas desde entonces, estos ejemplares se van a fabricar de forma artesanal como los originales, aunque también aplicando algunas técnicas modernas.

Para completar cada uno de ellos serán necesarias unas 4.500 horas de trabajo. Hay que tener en cuenta que los paneles de aluminio de la carrocería se moldean a mano y que todo ha sido cuidado al detalle. El motor seguirá siendo un seis cilindros en línea de 4.7 litros asociado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades. Estos ejemplares serán entregados a sus compradores a finales de este mismo año 2019.

Aston Martin DBS GT Zagato

El Aston Martin DBS GT Zagato es el ejemplar moderno de la colección, un derivado del DBS Superleggera con la característica firma del carrocero. Eso se traduce en un diseño completamente nuevo, con un frontal en el que destaca esa parrilla activa formada por 108 piezas de fibra de carbono que adoptan forma de diamante. Tampoco podía faltar el mítico techo de doble burbuja, presente en prácticamente todas las creaciones de Zagato.

Las llantas de 21 pulgadas tienen un acabado hecho con oro de 18 quilates, un material que está presente también en otros puntos de este vehículo. Además, la impresión en 3D ha conseguido que puedan hacerse piezas totalmente personalizadas, que podrán seleccionarse a través del programa ‘Q by Aston Martin’. El motor de este DBS GT Zagato es el mismo V12 biturbo de 5.2 litros, aunque su potencia se ha elevado hasta los 760 CV y tendrá unas prestaciones mejoradas.

Fuente: Aston Martin

Galería de fotos:

Ver galeria (22 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta